¿Por qué las manzanas se vuelven marrones cuando se las expone al aire?

Escrito por michael monet | Traducido por maría florencia lavorato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué las manzanas se vuelven marrones cuando se las expone al aire?
Las manzanas son organismos vivos, igual que nosotros. (apples image by Harvey Hudson from Fotolia.com)

Es difícil recordar que las frutas y verduras son organismos vivos hasta que los cosechamos. Al igual que cualquier otro organismo vivo en el planeta, tienen una vida útil y diversos factores contribuyen a su descomposición.

Moho, bacterias y hongos

Los patógenos de los vegetales representan un gran porcentaje de las enfermedades de los cultivos. Un patógeno de plantas será biotrófico, lo que significa que puede establecer una relación con las células de la manzana que le permite alimentarse sin dañarla, o necrotrófico, lo que significa que el patógeno violentamente invadirá y matará los tejidos de las plantas al alimentarse. El moho, las bacterias y los hongos pueden entrar en la manzana de diversas maneras, dado que las paredes celulares de la manzana están rotas (tal como al dejar caer una manzana al suelo o morderla). Los diferentes tipos de hongos degradan la manzana de diferentes maneras, tal vez haciendo que se sequen y se tornen marrones o suaves y húmedas.

Después de la cosecha

Una vez que una manzana se cosecha experimentará cambios bioquímicos, debido a que la cosechadora la separa de su fuente de vida, el árbol del que obtenía sus nutrientes. Habrá una degradación de hidratos de carbono en la manzana y se producirá dióxido de carbono y gases de metano. Las enzimas en el interior de la manzana aceleran el proceso de descomposición. Si uno simplemente recoge una manzana y deja que repose sobre el mostrador, con el tiempo se vuelve marrón si la piel está rota. La recolección de una manzana es el principio del fin de su vida y después de esto sólo tiene varias semanas de maduración antes de que comience a tornarse marrón.

Oxidación

Una manzana tiene millones de células en el interior de la misma. Cuando una manzana se cae, es mordida, cortada o dañada de alguna otra manera, muchas de esas paredes celulares se romperán. El interior de la manzana es ahora vulnerable al oxígeno; las enzimas de la manzana y los fenoles que contienen hierro reaccionarán al oxígeno y como resultado, el interior de la manzana se vuelve marrón.

Prevención

Puedes evitar que las manzanas se pongan marrones poniéndolas en el refrigerador para reducir su exposición a las bacterias, el moho y los hongos. Una vez que se corta una manzana, se puede colocar en agua o cualquier tipo de jugo de limón (que contiene antioxidantes) para evitar que se ponga marrón. La mejor manera de mantener una manzana fresca es evitar la rotura y la exposición a los agentes patógenos de oxígeno y de la planta. Recuerda que incluso una manzana podrida puede arruinar una bolsa en una reacción en cadena.

Sumario

Cuando las manzanas se vuelven marrones, puede parecer que lo hicieron simplemente porque fueron expuestas al oxígeno. Sin embargo, hay varios otros factores posibles en la degradación de una manzana. En primer lugar, una manzana que se cosechó hace mucho tiempo puede estar al final de su vida útil, y por lo tanto naturalmente pudrirse. Cualquier manzana que tiene incluso un ligero corte no sólo está expuesta al oxígeno, que encenderá una reacción química con el hierro y enzimas en el interior de una manzana, sino a los patógenos también. Las bacterias, el moho y los hongos no sólo volverán marrón a la manzana, sino que se secará o se volverá húmeda y suave. Cualquiera de estas cosas puede ocurrir por separado y al mismo tiempo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles