Pasatiempos

Cómo hacer maquetas arquitectónicas

Escrito por larry simmons

Las maquetas arquitectónicas se crean cuando se necesita una réplica de un edificio o solar para mostrar el aspecto y distribución de lo que representa. Construir una maqueta proporciona una demostración tridimensional del diseño, con los detalles visibles desde cualquier ángulo. Su elaboración requiere el mismo proceso que el de cualquier otro modelo; se diseña, se elige una escala y a continuación se construye con los materiales elegidos. Si se hace correctamente, se puede crear una maqueta que le de vida a una imagen sin los costes de construir la estructura real.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Aerosol de espuma de poliuretano

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Crea un diseño para tu maqueta, con todos los detalles que quieras presentar a los espectadores. Diseña también el área que rodea el edificio, incluido el paisajismo, para ayudar al espectador a que visualice mejor la maqueta. Incluye los materiales de construcción en el diseño, ya que se pueden incorporar los tipos de material en la maqueta e incrementar así el realismo.

  2. 2

    Elige una escala para tu maqueta. Las de áreas residenciales deberían construirse a escala 1:50, en las que cada centímetro representa medio metro real. Si la maqueta representa un solar entero o si estás modelando un edificio comercial de gran tamaño, disminuye la escala para abarcar más espacio y mantener un tamaño razonable. La escala típica para estas maquetas de gran tamaño es inferior a 1:100, en la que cada centímetro representa un metro real.

  3. 3

    Construye la maqueta usando hojas de estireno. Las hojas de estireno modelan el material a escala para que parezca natural cuando se utiliza en una maqueta. Recórtalas según tu diseño, usando una regla para guiar el corte y un cúter para realizarlo. Lija los bordes y une las piezas con pegamento para plásticos.

  4. 4

    Coloca los accesorios en la maqueta, tales como puertas, ventanas, escaleras externas, luces y todo lo que sea necesario para añadir realismo al modelo. Pinta la maqueta si es necesario en los lugares en los que los materiales no poseen el color deseado.

  5. 5

    Recorta el tejado y colócalo encima del cuerpo de la casa.

  6. 6

    Crea una base para tu maqueta usando un aerosol de espuma de poliuretano, utilizado de forma habitual como aislamiento de edificios. Recorta la espuma con una sierra de hilo caliente para darle forma a la textura del terreno. Tras formar éste, pinta la espuma de verde y diseña el paisaje de la maqueta, incluido el pavimento. Los árboles, los vehículos y los peatones sirven para dar énfasis al aspecto que tendría el edificio en su entorno.

  7. 7

    Pega la maqueta a la base de espuma para su exposición.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media