Cómo maquillarte como una reina de belleza

Escrito por kimberly dedes | Traducido por eduardo moguel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo maquillarte como una reina de belleza
(Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Desde las muñecas y los disfraces, la aplicación de maquillaje es parte de la vida de una mujer, desde su niñez. A pesar de la aplicación rutinaria diaria, no cualquiera conoce la mejor forma de maquillarse, o cuantas sombras y colores usar. Al final del día, o mejor dicho, al comienzo, la meta del maquillaje es crear una apariencia pareja, atractiva y natural. Unos cuantos consejos y trucos de maquillaje pueden hacer a una chica ordinaria parecer y sentirse una reina de belleza, incluso si nunca ha puesto un pie en una competencia.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Limpiador exfoliante
  • Brochas para maquillaje
  • Base
  • Corrector
  • Polvo
  • Rubor o bronceador
  • Sombra
  • Delineador
  • Rímel
  • Lápiz labial

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Cuida tu piel usando un limpiador exfoliante diario. Antes de empezar la aplicación del maquillaje, el tener una piel pareja es necesario. Elige un limpiador que sea adecuado para tu tipo de piel y convierte la exfoliación en tu prioridad número uno en tu rutina diaria, así prevendrás el acné y los desagradables barros y espinillas.

  2. 2

    Elige una base líquida que complemente tu tono de piel, comparando el color de tu elección con la piel de tu cuello. Puesto que el maquillaje está hecho para mejorar la belleza ya existente, menos es más. Eligiendo un color que se difumina con tu cuello sin cambiar de tono, evitarás las líneas de maquillaje y finalmente aparentar que hay poco o nada de maquillaje. Si es posible, invierte en una buena brocha para maquillar para conseguir una apariencia suavizada y pareja. Corrige ligeramente tu base después de la aplicación con un pañuelo para remover el exceso de aceite.

  3. 3

    Aplica corrector en las manchas o en las ojeras visibles. Espera hasta después de aplicar la base para que uses menos corrector y así, extiendas el uso del producto. Elige un corrector ligeramente más claro que tu base.

  4. 4

    Empareja la base y el corrector con polvo antes de aplicar el rubor. Puedes mejorar la apariencia y forma de tus pómulos usando un rubor o bronceador más ligero y notable sobre tus pómulos y uno más oscuro y sutil sobre las mejillas.

  5. 5

    Usa un esmalte sobre los párpados para que tu maquillaje dure más. Con una brocha mediana, aplica sombras con movimientos circulares y hacia arriba, difuminando hacia las cejas. Empieza con menos y gradualmente incrementa la cantidad aplicada hasta que obtengas la apariencia deseada. Usa delineador en ambos parpados superiores. Si usas delineador en el párpado inferior, difumínalo para crear una apariencia natural. Delinea la esquina interior de tu ojo con un color más claro como crema, rosa o blanco brillante, así harás que tus ojos luzcan más brillantes. También puedes aplicar colores claros bajo las cejas para resaltar y hacer más grandes los ojos.

  6. 6

    Opta por lápiz labial color rosa, piel y marrón. Elige el color basándote en el color de tus labios. Puedes usar un par de tonos más claros o más oscuros, dependiendo de la temporada, la hora y la ocasión. Después de aplicar el labial, cubre con brillo

Consejos y advertencias

  • Cuando elijas la base, piensa que los líquidos más densos pueden cubrir marcas de acné y manchas de sol.
  • Cambia el color de tu base durante el año si tu color de piel cambia. No asumas automáticamente que un color que era una combinación perfecta en diciembre lo será a mitad del verano. El color de piel cambia con las temporadas y el paso de los años. Elige una base de acuerdo con esto.
  • Las cejas deben combinar con el color del cabello. En lugar de oscurecerlas con delineador, permite que unas cejas más claras suavicen tu imagen.
  • Retira el maquillaje cada noche para prevenir acumulaciones y evitar barros y espinillas.
  • Si usas esponjas para maquillarte en lugar de brochas, no reutilices la esponja. Las esponjas usadas previamente pueden contener gérmenes y bacterias y provocar acné.
  • Si tienes arrugas o surcos, evita los brillos, pues acentúan las líneas.
  • Evita los colores de labios rojo, oscuros o malva.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles