Máquinas antiguas de movimiento perpetuo

Escrito por andrew latham Google | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Máquinas antiguas de movimiento perpetuo
Aunque el movimiento perpetuo es teóricamente imposible, esto no ha detenido a las personas de intentarlo. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Las máquinas de movimiento perpetuo (máquinas que producen más energía de la que consumen y por lo tanto pueden trabajar indefinidamente) son consideradas un asunto de ficción, imposibles de diseñar o construir. Sin embargo, esto no evitó que docenas de ingenieros, científicos y alquimistas de la antigüedad intentaran construir una. Incluso Leonardo da Vinci coqueteó con la idea, aunque luego la describió como atolondrada y sugirió que los investigadores del movimiento perpetuo deberían unirse a los alquimistas en sus búsquedas por el elixir de la vida o la piedra filosofal.

Otras personas están leyendo

Origen

El concepto del movimiento perpetuo tiene su origen en el Lejano Oriente. La primera descripción conocida de una máquina de movimiento perpetuo fue propuesta por el matemático hindú Bhaskara, quien describió una rueda con contenedores llenos de mercurio unidos a su perímetro. Teorizaba que el mercurio debía estar más cerca de un lado que del otro, y que esto movería la rueda con gran fuerza. No existe evidencia de que alguna vez intentase construir este diseño.

Rueda sobrebalanceada

La rueda sobrebalanceada descrita por el matemático Bhaskara reapareció muchas veces, en diferente versiones, durante la Edad Media. Por ejemplo, Villard de Honnecourt propuso una rueda sobrebalanceada hecha con cuatro martillos de un lado y tres del otro. Sugirió que la rueda debería estar en constante movimiento porque siempre habría un desequilibrio de peso. Obviamente nunca la construyó, de lo contrarío, habría descubierto que el artilugio alcanza un punto muerto, con un martillo en el centro y tres martillos a cada lado.

Molinos de recirculación

El renacimiento fue un período particularmente fértil para el diseño de máquinas de movimiento perpetuo. Uno de los diseños más populares funcionaba alrededor de la idea de circulación de agua cerrada. El maestro constructor Francisco di Giorgio proveyó su propia variación en forma de un molino de agua que era operado por una bomba de motor que obtenía su energía por un sistema de engranes movidos por la caída del agua.

Máquinas magnéticas de movimiento perpetuo

Otro tipo de máquinas de movimiento perpetuo son aquellas basadas imanes naturales. Sus inventores trataron de aprovechar las propiedades magnéticas naturales de la calamita para atraer una bola y hacerla rodar hacia abajo en una rampa donde sería atraída de nuevo. El único problema con este diseño es que cualquier imán lo suficientemente poderoso como para atraer la bola también resulta demasiado poderoso como para dejarla caer.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles