Los mareos y las caminadoras

Escrito por julie boehlke | Traducido por maría laura nievas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los mareos y las caminadoras
(Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Si estás usando una caminadora para perder peso o mantenerte en forma, sabrás que esta es una buena y efectiva forma de tonificar tus músculos. Pero a algunas personas la caminadora les puede causar vértigo o mareos. Estas sensaciones les dan la impresión de que todavía están moviéndose incluso después de que han apagado la caminadora. Esto no solo puede ser molesto, sino que puede dar lugar a efectos secundarios que pueden poner fin a tu rutina de ejercicios rápidamente.

Otras personas están leyendo

Función

Una caminadora usa poleas y cinturones para crear una experiencia de caminata o corrida real. Si eres sensible al movimiento, ya sea visual, físico o ambos, es posible que sufras de mareos al usar esta máquina. Según Medline Plus, cuando tu cerebro percibe el movimiento, recibe señales de tus oídos, ojos y articulaciones. Si las señales no coinciden entre sí, aparecen los mareos. Aunque son incómodos, se trata de un proceso natural y común al interior del cuerpo. Pero si estos síntomas persisten, arregla una cita con tu médico.

Causas

Muchas personas experimentan mareos cuando están en un bote o un auto durante largos periodos de tiempo. Cuando tus movimientos físicos no coinciden con las señales que reciben tus ojos o tus oídos internos, comienzas a sentirte mareado o enfermo. Cuando estás en una caminadora, esencialmente te estás moviendo en un lugar fijo, pero tu cuerpo piensa que estás yendo a alguna parte. Tus grupos de músculos se mueven hacia adelante y tú te estás esforzando. Estas señales pueden resultar confusas para tu interior, el cual regula tu equilibrio. Esta confusión es llamada "vértigo".

Síntomas

Algunos de los síntomas más comunes de los mareos son: sentir que aún te estás moviendo, que el ambiente a tu alrededor se mueve, sentir vértigo, náuseas, una sensación de que estás girando, ganas de vomitar, experimentar movimientos rápidos de tus ojos, y pérdida del equilibrio, de acuerdo con la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología.

Periodo de tiempo

Regresar a tu caminadora y quedarte en ella durante 30 minutos o más podría disparar otro ataque de mareos. En lugar de hacer esto, usa la caminadora por cinco minutos a diario hasta que tu cuerpo se ajuste, y luego agrega cinco minutos más hasta que te sientas cómodo con esa cantidad de tiempo. Al mantener el tiempo al mínimo y reducir la velocidad de tu máquina, puedes acostumbrarte, lentamente, al movimiento.

Solución

Los efectos de los mareos, que aparecen cuando estás en la caminadora, pueden distraerte de tus ejercicios. Debes tratar de evitar mirar hacia abajo cuando estás caminando, lo que implica que debes reservar la lectura de libros y revistas para después de tus ejercicios. Enfoca tu vista derecho y hacia adelante y evita mirar hacia abajo; en especial, no mires al movimiento del cinturón de la máquina. Tampoco hagas cambios rápidos de posición, sobre todo cuando gires tu cabeza o la muevas hacia arriba o abajo. Estas son recomendaciones de la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles