Finanzas

Cómo hacer para que tu marido deje de ser tan tacaño

Escrito por cynthia myers | Traducido por ehow contributor
Cómo hacer para que tu marido deje de ser tan tacaño

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

La diferencia entre ser tacaño y frugal depende de qué lado de la chequera te paras. Si vives con un marido que es tan tacaño que estás lista para tomar medidas drásticas, vete lejos de los cuchillos de la cocina y respira hondo. En lugar de echar chispas, toma las acciones necesarias para mejorar su mezquindad y crea un plan de gastos con el que los dos estén de acuerdo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Habla sobre la actitud de tu familia hacia el dinero y como esto te influenció. Puede ser que tu marido sea tacaño porque fue educado de esta forma o porque creció pobre y tiene miedo de volver a serlo. Los orígenes influencian la manera en que la gente maneja las cosas del dinero. Descubrir la razón para la mezquindad de tu marido te ayudará a entenderlo mejor y puede abrirte los ojos al por qué de su conducta.

  2. 2

    Pídele a tu marido que defina sus metas monetarias. Puede ser que esté reteniendo el dinero de esa forma porque quiere pagar la casa o retirarse a los 50. Sabiendo sus metas te puede ayudar a que veas las cosas a su manera. También lo puede ayudar a él tener otra perspectiva. Si su meta es retirarse temprano, puede ser que lo puedas ayudar a ver que racionando el dinero para la comida o comprando ruedas recapadas no lo va ayudar a hacerlo.

  3. 3

    Durante dos semanas lleva un registro de lo que ambos compran. Esto te va a ayudar a ver a dónde va realmente el dinero. A veces la gente es tacaña para ciertas cosas pero no para otras. Puede ser que veas cosas en las que puedes ahorrar, dejando libre cierto dinero para otras que son más importantes para ti.

  4. 4

    Haz una lista de todas las cosas en las que él es tacaño. Lo puedes hacer al mismo tiempo en que estás llevando el registro de gastos. Haciendo la lista verás que hay cosas que en el papel no parecen tan mezquinas o que no vale la pena discutirlas. Si él elige reusar las bolsas de té, a la única persona que afecta es a él, así que puedes decidir que es una de las cosas sobre la que no vale la pena discutir. Sin embargo, si es de las personas que se lleva todas las bolsas de azúcar de las mesas de los restaurantes, le puedes señalar que eso es un robo. Puede ser que no cambies su conducta, pero ver todo escrito en blanco y negro lo puede sorprender e impulsar a que haga algunos cambios.

  5. 5

    Siéntense juntos y hagan un presupuesto. Incluye una asignación para cada uno de ustedes. El dinero de esa asignación es para que lo gastes de la manera que quieras, sin la opinión de tu marido. Si lo quieres gastar en la manicura, no tiene permitido opinar sobre ello. Si él quiere ahorrarlo todas las semanas, es libre de hacerlo.

Consejos y advertencias

  • Un consejero profesional te puede ayudar.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media