Salud

Cómo conseguir más flexibilidad en tu espalda

Escrito por s.f. heron | Traducido por gabicita gc
Cómo conseguir más flexibilidad en tu espalda

Siri Stafford/Digital Vision/Getty Images

Aumentar la flexibilidad de tu espalda requiere tiempo y paciencia. La espalda y el estómago son músculos que trabajan juntos formando el centro de tu cuerpo. Ambos ofrecen la fuerza necesaria para una simple inclinación y para movimientos más complejos que requieren giros y torsiones. El dolor de espalda no es divertido para nada. Si adquieres más flexibilidad en tu espalda, te sentirás mejor y hasta podrás prevenir o limitar daños a causa de deportes o actividades cotidianas. Siempre que decidas agregar flexibilidad a un músculo, deberás elongarlo con movimientos suaves y lentos. Aumentar la flexibilidad requiere un compromiso diario para enseñarle a los músculos a estirarse un poco más allá del rango del movimiento normal. Es importante realizar ejercicios de flexibilidad con movimientos cuidadosos y controlados. Nunca sacudas o hagas rebotar los músculos. Respira profundamente durante estos ejercicios.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Ninguna

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo añadir flexibilidad a tu espalda

  1. 1

    Acuéstate sobre tu espalda en el piso. Levanta una rodilla hasta el pecho, sosteniéndola con ambos brazos y empujando hacia tu cuerpo. La pierna extendida se levantará algunas pulgadas o centímetros del piso. Mantén esta postura y cuenta hasta 15, sintiendo cómo se estira la espalda. Cambia de pierna. Completa diez repeticiones con cada pierna.

  2. 2

    Ponte en el piso sobre tus manos y rodillas, mira hacia el piso. Arquea tu espalda hacia el techo y mantiene esta posición durante 15 segundos. Vuelve a enderezar la espalda y repite este movimiento 10 veces. Este estiramiento se llama "gato enojado/gato contento", este nombre te ayudará a imaginar cómo se ve mientras lo haces.

  3. 3

    Acuéstate sobre tu estómago con las palmas sobre el piso como si fueras a hacer una flexión. En vez de levantar tu cuerpo quedando con los dedos del pie y las manos apoyados, levanta sólo la parte superior del cuerpo, manteniendo las caderas apoyadas. Tu espalda se arqueará. Mantén esta posición durante 15 segundos y afloja. Repite 10 veces.

  4. 4

    Estírate sobre el piso boca arriba. Levanta tu rodilla derecha a 45 grados y déjala caer sobre tu pierna izquierda. Mantén los hombros y la parte superior del cuerpo tan apoyada sobre el suelo como puedas. Extiende tu brazo derecho para buscar estabilidad. Mantén la posición durante 15 segundos y afloja. Repite 10 veces con cada pierna.

  5. 5

    Acuéstate en el piso boca arriba con las manos a los lados. Levanta las piernas del piso y llévalas hasta tu cabeza, como si fueras a dar una vuelta carnero. Tus rodillas deben quedar a la altura de tus orejas. Mantén las manos extendidas sobre el suelo. Mantén esta posición durante 15 segundos y afloja. No te preocupes si no puedes llegar a tu cabeza con las rodillas. A medida que te ejercites, podrás llegar cada vez más fácilmente.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media