Más que una molestia: manejar las alergias infantiles por la comida

Escrito por haydee camacho | Traducido por lucia g. cejas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

La prevención y la preparación son esenciales

Más que una molestia: manejar las alergias infantiles por la comida
Manejar la alergia de los alimentos puede asegurar el disfrute de la comida por parte de la familia entera. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Quieres evitar una reacción alérgica y estar preparado en todo momento para tratarla.

— Dr. Michael Pistiner, alergista pediátrico e instructor en pediatría en el Hospital de Niños de Boston, Escuela Médica de Harvard

Las alergias alimentarias no son sólo una molestia. Puede ser inquietante descubrir que un alimento que tu hijo disfruta puede causar una enfermedad grave o incluso la muerte sin el tratamiento adecuado. No hay cura conocida para la alergia a los alimentos, por lo que evitar estrictamente los alimentos es fundamental para evitar una reacción potencialmente mortal.

Conocer la gravedad

Más que una molestia: manejar las alergias infantiles por la comida
Es importante conocer la fuente de la alergia, ya sean cacahuetes, huevos u otros alimentos. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Un informe del 2008 por parte de los investigadores de los Centros para el Control de Enfermedades y el Centro Nacional de Prevención de Estadísticas de Salud estima que 3 millones de niños menores de 18 años (3,9 por ciento) en los Estados Unidos tienen al menos una alergia alimentaria. Las principales fuentes de alergias a los alimentos son la leche, los huevos, los cacahuetes, los frutos secos (pecanas y nueces), pescados, mariscos, soja y trigo.

"Se puede sentir realmente muy abrumador", dijo el Dr. Michael Pistiner, alergista pediatra y profesor de pediatría en el Hospital de Niños de Boston, Escuela Médica de Harvard. Pistiner es también autor de "Todos los días bien con alergias a los alimentos", que enseña las habilidades básicas del manejo de la alergia alimentaria en niños de edad preescolar y escolar temprana. "Implica el mantenimiento de la gestión de la alergia alimentaria en todo momento y en todas las circunstancias", dijo. "Querrás prevenir una reacción alérgica y estar preparado en todo momento para tratarla".

La sensibilidad a un alimento alérgeno puede variar en severidad desde un dolor de cabeza leve o urticaria en el lugar de contacto o una anafilaxia potencialmente mortal. En algunos casos, un niño puede ser capaz de comer una pequeña cantidad de un alimento en particular, pero no va a tolerar cantidades mayores. Para algunos niños, sólo tienen que tocar o inhalar el alimento alérgeno para provocar una reacción. En estos casos, los padres deben tomar precauciones recordando a los niños alérgicos lavarse las manos con frecuencia y evitar los alimentos alergénicos.

"Tiene que ver también la edad del niño", dijo Pistiner. "Los pequeños exploran su medio ambiente con sus manos y su boca. Se puede obtener el alérgeno por la nariz, ojos y boca. Los niños mayores pueden lavarse las manos y ser responsables".

Aunque el primer instinto de los padres puede ser prohibir la comida desde el hogar, esto puede no ser necesario. Los padres deben tener en cuenta factores tales como la gravedad de la alergia, así como las edades de los otros niños en el hogar y en la forma en que se verán afectados por la prohibición. Un alimento alérgeno, como el maní puede ser prohibido por completo sin causar demasiadas dificultades para el resto de la familia. Otros alimentos que son esenciales para una dieta, tales como leche, huevos o trigo, pueden ser más difíciles de eliminar.

"Es importante tener en cuenta que las reacciones alérgicas alimentarias más graves se producen por la ingestión", dijo el Dr. Todd Green, profesor asistente de pediatría en la División de Alergia e Inmunología del Hospital Infantil de Pittsburgh. "Y con la vigilancia y las medidas adecuadas adoptadas para prevenir la ingestión, debería ser posible para los miembros de la familia seguir comiendo un alimento al que otro miembro de la familia es alérgico".

En la mayoría de los casos, el niño alérgico se habitúa sin interrumpir la vida familiar normal. "Los padres pueden preparar alimentos para que la familia pueda comer y complementarlos para el miembro de la familia que se ve afectado", dijo Debbie Mouser, dietista registrada, propietaria de Cocinar para Vivir en Dallas, Texas. "Si el niño tiene una restricción de gluten, sólo tienes que preparar las verduras y la carne sin ningún recubrimiento de pan y entonces toda la familia podrá disfrutar de ellos. Puedes complementar con pan o arroz libre de gluten".

Mantente seguro en el hogar

Más que una molestia: manejar las alergias infantiles por la comida
Leer las etiquetas, especialmente la de los alimentos procesados ​​podría revelar algunos ingredientes potencialmente dañinos. (Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

Mouser recomienda consultar a un nutricionista para saber qué alimentos pueden ser sustituidos por los alimentos alergénicos, y luego tomar una lista de los alimentos al hacer las compras. También sugiere buscar los productos en Internet.

Otra importante línea de defensa contra los alimentos no seguros es leer las etiquetas de todos los productos alimenticios. "Vas a tener que convertirte en una máquina de lectura de etiquetas", dijo Pistiner. Los alérgenos pueden ser ingredientes ocultos en los alimentos, por lo que leer la etiqueta es esencial en la estrategia de prevención de la familia, señaló. Los niños también necesitan que se les enseñe a leer las etiquetas de la manera apropiada. Si no pueden leer, se les puede enseñar a pedirle a un adulto que lea la etiqueta. Pistiner aconseja a sus jóvenes pacientes y sus familias: "Si no puedes leer, no lo comas".

Incluso el contacto más mínimo con los alimentos alérgenos puede desencadenar una reacción, por lo que se debe evitar la contaminación cruzada. Cubiertos, platos, vasos, tazas de medir, cuencos para mezclar y otros utensilios deben limpiarse después de su uso. Un recipiente separador debe ser utilizado para conservar alimentos inocuos y alérgenos. Mesas, mostradores y sillas altas deben ser limpiadas con agua, jabón y productos de limpieza comerciales o toallitas comerciales.

Los padres también necesitan tener un plan por alergias en el proveedor de atención médica del niño a mano en todo momento y un EpiPen para tratar las reacciones graves. Comunícate con tu médico para saber exactamente qué medicamentos de emergencia pueden tratar las reacciones, y asegúrate de que tanto tú como tu hijo entiendan exactamente lo que hay que hacer en caso de una reacción, y que tienen los medicamentos adecuados a disposición en todo momento.

Consejos para los cuidadores

Más que una molestia: manejar las alergias infantiles por la comida
Mantén a los abuelos y a los cuidadores en el circuito para que sepan qué deben evitar. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

Ya sea una abuela o una niñera, todo aquel que va a cuidar de tu hijo debe ser educado sobre la gravedad de su alergia alimentaria. Establece una hora antes de que la niñera comience a trabajar para revisar su plan de gestión de alergia en persona.

"Sé muy claro acerca de lo que la alergia es y qué alimentos contienen los alérgenos", dijo Kelly Bailey, una dietista registrada en Mount Vernon, Ohio. Educa al cuidador sobre los síntomas que debe buscar, por ejemplo, cambios en la respiración, urticaria y vómitos, señaló.

En caso de ingestión accidental, el cuidador necesita saber cómo administrar el EpiPen o cualquier otro médico prescrito como tratamiento de emergencia. Los cuidadores deben ser instruidos para llamar al 911 en caso de una emergencia, y también tener todos los números de teléfono de médicos pertinentes, marcados claramente y fáciles de leer en una tarjeta índice.

Comunicación con la escuela y más allá

A medida que tu hijo crece, la capacidad de gestión de alergia aprendida en casa debe ser extendida a la escuela y a las actividades sociales con sus compañeros. Muchos estados y distritos escolares tienen ahora las indicaciones sobre la gestión de alergia a los alimentos en las escuelas. Los padres aún deben tomar la iniciativa de informar al personal escolar sobre la prevención de la alergia de su hijo, notificando a la administración de la escuela, la enfermera escolar y al maestro del niño.

"Hay que enseñar a tu hijo a no compartir o aceptar los alimentos que otro niño les da. Sólo pueden comer lo que mamá y papá les dan", dijo Bailey.

Fiestas con alimentos son comunes en las aulas, en donde los padres envían alimentos para celebrar cumpleaños o días festivos. Si más niños tienen alergias a los alimentos, la prevención se convierte en un problema para toda la clase. Ahora en ciertas guarderías y escuelas están prohibidos ciertos alimentos.

Bailey recomienda a los maestros enviar una carta a los padres informándoles que los niños tienen alergias y solicitar que envíen bocadillos seguros como postres o fruta.

Si un niño está involucrado en los deportes, se aplican las mismas normas de prevención y preparación. "Puede llevar su propia merienda y medicina, y el entrenador debe ser plenamente consciente", dijo la dietista registrada Mary Ellen Caldwell de Dallas, Texas.

Si bien las estrategias de manejo de la alergia aprendidas en casa le darán a tu hijo las habilidades que necesita para sentirse seguro donde quiera que esté, puede haber momentos en los que el niño se sienta diferente. "Anima a tu hijo a compartir sus sentimientos si se siente mal o frustrado", dijo Pistiner.

Comer afuera

A pesar de que requiere un poco de planificación anticipada, encontrar un restaurante que se ajuste a una alergia alimentaria infantil y proporcione una experiencia agradable para todos, es cada vez más fácil. Los restaurantes están respondiendo cada vez más a las crecientes preocupaciones acerca de las alergias alimentarias y están capacitando a su personal e incluyendo información sobre las alergias en los menús.

Los padres deben llamar con antelación de su visita y hablar con un gerente sobre sus preocupaciones. También es mejor visitar un restaurante en horas no pico para que puedan obtener más atención. Y asegúrate de llevar un EpiPen, así como todas las medicinas prescritas de emergencia.

¿Y qué pedir? "Cuanto más simple mejor", recomienda Pistiner. "Evita las salsas, frituras y platos combinados". Y agregó: "Si hay alguna duda sobre la seguridad de la comida, entonces vete cortésmente porque es lo mejor y lo único que puedes hacer".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles