Cómo usar masa filo como masa para tarta

Escrito por fred decker | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar masa filo como masa para tarta
La masa filo a menudo se usar para hacer estrúdel, pero también es una masa hojaldrada para tartas. (Eising/Photodisc/Getty Images)

La masa filo fue introducida en Europa por los turcos, que la hacían en las puertas de Viena antes de que sus ejércitos fueran enviados de vuelta para siempre. Su influencia se ve en los muy apreciados strudels de Austria y Hungría, que se envolvían en una mas hecha con una técnica similar. La masa es usada más comúnmente en el Mediterráneo, donde la influencia turca fue más poderosa y duró más tiempo. La masa filo es adecuada para hacer bocadillos, pero también forma una masa hojaldrada y durable para tartas dulces o saladas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 caja de masa filo
  • Molde para tarta o placa para horno
  • Papel film
  • Mantequilla fundida
  • Pincel de pastelería
  • Aerosol para moldes o aceite vegetal (opcional)
  • Migas de pan o galletas, o nueces molidas (opcional)
  • Relleno dulce o salado
  • Huevo batido (opcional)
  • Cuchillo afilado

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Abre la caja de masa filo y desenvuelve las hojas. Retira la primera hoja y tapa el resto con papel film para evitar que se seque.

  2. 2

    Coloca la primera hoja de masa en la base del molde para tarta o placa para horno. Con un pincel, pinta con mantequilla fundida cubriendo toda la superficie. Si lo deseas, cubre ligeramente con migas o nueces molidas. En lugar de mantequilla, puedes usar aceite vegetal o aerosol para cocinar, lo que reduce las calorías pero también el sabor del producto terminado.

  3. 3

    Repite hasta llegar al número de capas deseadas, por lo general cinco o seis para una tarta pequeña, o 10 a 15 para una grande. Si usas migas, espárcelas cada dos o tres capas. Termina con mantequilla, para proporcionar una barrera de humedad entre el relleno y la masa.

  4. 4

    Rellena el molde o placa con el relleno dulce o salado a elección. Si lo deseas, distribúyelo para lograr una superficie pareja. La tarta será más atractiva si tiene un ligero montículo en el centro.

  5. 5

    Agrega una tapa superior siguiendo el mismo método usado para la inferior. Usa agua o huevo batido para unir la tapa superior a la base. Recorta el exceso de masa de los bordes del molde. Pinta la parte superior con huevo batido, si lo deseas, para lograr un acabado de color dorado profundo. Algunas recetas requieren que se hagan cortes con un cuchillo afilado en la tapa superior para permitir que salga el vapor.

  6. 6

    Hornea como se indica en tu receta, o hasta que el relleno esté caliente y la masa crujiente y dorada. Retira del horno y sirve caliente o fría, como corresponda. La masa filo tiende a ablandarse después de algunas horas, pero ésto se puede solucionar con unos minutos en el horno caliente.

Consejos y advertencias

  • Siempre mantén cubierta la porción de masa sin usar, o de otro modo se secará y se volverá quebradiza rápidamente.
  • La masa filo generalmente se vende congelada, y es mejor descongelarla en el refrigerador por 24 horas. También se puede descongelar a temperatura ambiente en una hora más o menos, pero hay una gran probabilidad de que las capas se peguen.
  • La mantequilla entre las capas actúa como impermeabilizante para evitar que las capas se empapen y se pequen. Las migas o nueces molidas opcionales también evita que las capas se separen y se quiebren.
  • Envuelve muy bien la masa filo sin usar y úsala o tírala en unos días.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles