Comida

Cómo hacer una masa de tarta esponjosa

Escrito por melinda gaines | Traducido por maria eugenia gonzalez
Cómo hacer una masa de tarta esponjosa

Las masas para tarta esponjosas son hojaldradas y tiernas.

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Puede que hayas oído describir a una masa de tarta como "esponjosa". Ésta no lo es literalmente, sino se la denomina así a una que tenga textura liviana, tierna y hojaldrada. La clave para lograr una perfecta es usar la técnica y los ingredientes adecuados. No es necesario que seas una experta o panadera profesional para hacerla, pero deberás seguir algunas instrucciones.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Harina blanca común
  • 1/3 taza de agua helada
  • 1/2 taza de mantequilla sin sal
  • 1/2 taza de grasa
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharada de azúcar, hierbas o condimentos (opcional)
  • Molde para tarta
  • Papel film
  • Mezclador de masa o cuchillo con hoja redondeada

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Enfría 1/3 de agua en una taza en el congelador por 5 minutos antes de comenzar a hacer la masa. Esto evitará que la grasa se funda por completo, resultando en una textura suave y hojaldrada. No uses agua del grifo o del refrigerador.

  2. 2

    Corta medio trozo de mantequilla fría y lo mismo de grasa, la primera dará sabor y la segunda ayudará a darle a la masa una textura hojaldrada y suave, haz esto justo antes de comenzar a hacer la masa. Si dejas que las grasas de entibien demasiado, se fundirán y no quedará tan esponjosa.

  3. 3

    Vierte 1 o 1/2 tazas de harina dentro del bol. Agrega una pizca de sal y 1 cucharada de azúcar si la masa es para hacer un postre. Si la usas para un plato salado y quieres que tenga un poco de sabor, agrega 1 cucharada de hierbas y condimentos a tu elección en este momento.

  4. 4

    Trabaja los trozos de mantequilla y grasa en la harina con un cuchillo de hoja redondeada o un mezclador de masa, hasta que las grasas comiencen a romperse.

  5. 5

    Usa las puntas de tus dedos para frotar la harina y la mezcla de materia grasa hasta que queden migajas gruesas. No trabajes ésta en exceso en este punto, ya que tus dedos calentarán la grasa y ésta no se debe fundir por completo.

  6. 6

    Vierte 1 cucharada de agua helada a la vez sobre la mezcla de harina y materia grasa. Incorpórala con un mezclador de masa o un cuchillo con una hoja redondeada, agregando cucharadas del líquido cuando sea necesario, hasta obtener un bollo de masa. Ten paciencia, ya que este proceso puede tardar varios minutos.

  7. 7

    Envuelve el bollo en un trozo de papel film y llévalo al refrigerador por media hora. Hacer esto es fundamental para evitar que la materia grasa se funda por completo antes de hornear la masa.

  8. 8

    Precalienta tu horno a la temperatura especificada en la receta.

  9. 9

    Retira la masa del refrigerador y amásala ligeramente, por no más de dos o tres minutos, para entibiarla un poco.

  10. 10

    Estira la masa sobre una superficie ligeramente enharinada, presiónala dentro del molde y corta el exceso. Puedes estirarla del espesor que desees o el que requiera tu receta, pero lo normal es 1/8 pulgada (3 mm) para que se hornee en forma pareja.

  11. 11

    Hornea la masa de acuerdo a tu receta.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media