¿Qué le hace una máscara de miel a tu piel?

Escrito por hannah wahlig | Traducido por beatriz sánchez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué le hace una máscara de miel a tu piel?
Obsequia a tu cara con algo pegajoso. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Si acabas de analizar la despensa de tu cocina, seguramente te habrás cruzado con una botella de plástico con forma de oso llena de miel dulce y dorada. La miel puede aparecer habitualmente en tu mesa de desayuno, pero la misma delicia pegajosa también es un remedio natural muy potente para varias dolencias de la piel. Las propiedades curativas de la miel hacen que sea el ingrediente favorito de la industria de los cosméticos orgánicos, y las máscaras de miel caseras son una forma sencilla de nutrir tu piel sin importar cuál sea tu dolencia.

Otras personas están leyendo

Sed de miel

Si tu piel está un poco seca y agrietada, la miel es un salvavidas real. La miel es uno de los humectantes naturales más efectivos, un término elegante usado para las sustancias que no sólo ayudan a la piel a retener la hidratación, sino que también atraen hidratación del aire y mejoran las propiedades hidratantes naturales. El resultado es una sustancia pegajosa que proporciona altas dosis de beneficios hidratantes a tu piel sin productos químicos añadidos. Después de utilizar una máscara de miel, tu piel recién hidratada estará más suave y parecerá llena y brillante. Los tratamientos regulares ayudarán a tu piel a mejorar su propia habilidad para retener la hidratación y mantener la sequedad a raya.

Protección contra las imperfecciones

Tanto si sufres espinillas ocasionales o si tienes batallas prolongadas para acabar con el acné regularmente, de seguro has probado varios productos para mantener esas imperfecciones lejos de ti. Las máscaras de miel son una seria promesa cuando se trata de tratamientos naturales para las espinillas y granos. También es un antimicrobiano natural, lo que significa que combate y resiste las bacterias. Cuando tus inofensivos puntos negros y espinillas se infectan con bacterias, se convierten en grandes granos descomunales que necesitan productos antibacterianos para acabar con la infección. Una máscara de miel combina los poderes exfoliantes naturales con beneficios antimicrobianos para penetrar en la superficie de la piel y luchar contra las bacterias que causan que la piel sufra nuevos brotes. No es una solución de la noche a la mañana, pero las máscaras regulares atenuarán el enrojecimiento y reducirán esos puntos molestos y dolorosos.

Miel que cura

La miel no sólo presume de tener propiedades antibacterianas. También está llena de antioxidantes que ayudan a la salud general de tu piel. Los antioxidantes de la piel inhiben la habilidad de tu cuerpo para crear radicales libres, células solitarias que atacan las células de piel sanas y provocan arrugas, líneas y piel flácida. Si eres el tipo de persona que adora el sol, esos rayos UV pueden provocar daños serios en tu piel, pero la miel puede ayudarte en tus esfuerzos para prevenir los signos de la edad. La miel también cura tu piel si has pasado demasiado tiempo y has acabado pareciendo más una langosta que una diosa del sol.

Ponte una máscara

Muchas compañías de cosméticos orgánicos y naturales ofrecen máscaras faciales y lociones que tienen a la miel como el ingrediente estrella, pero puedes crear tu propia máscara de miel con una de alta calidad que también funciona como endulzante del té cuando has terminado de tratarte. La miel cruda ha sido procesada mínimamente o no procesada en absoluto, así que conseguirás todos los beneficios de los ingredientes de la miel natural que mejoran la piel. La miel también está dividida en categorías, siendo la de grado A la más pura y la C o inferior la menos pura. Cuanto mayor sea la calidad de tu miel, mejores serán los efectos en tu piel. Crear una máscara de miel es tan sencillo como cubrir tu piel limpia con dos o tres cucharadas de miel para que forme una capa fina. Ten cuidado alrededor de tu cabello y ojos, ya que es bastante pegajosa. Remoja tu piel durante al menos 15 minutos y después enjuaga suavemente y retira la miel con una compresa caliente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles