Mascarilla facial casera para la piel sensible

Escrito por sarah bronson | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Mascarilla facial casera para la piel sensible
(NA/AbleStock.com/Getty Images)

Hacer tu propia mascarilla facial ayuda al medio ambiente y puede hacer que ahorres dinero independientemente de tu tipo de piel, pero si tienes la piel sensible tiene el beneficio añadido de garantizar que no apliques productos químicos severos a tu cara. Probablemente tengas los ingredientes para hacer una mascarilla casera en los armarios de tu cocina o en el refrigerador. Para la piel sensible utiliza recetas de mascarilla facial que incluyan pepino, yogur, leche o harina de avena ya que todos ellos suavizan, refrescan o alivian tu piel.

Otras personas están leyendo

Prueba tu mascarilla

Independientemente de los ingredientes que utilices para hacer tu mascarilla, pruébala antes de utilizarla para asegurarte de que no te causa ninguna reacción adversa. Haz una pequeña cantidad y aplica un poco en el interior de tu codo o detrás de tu oreja. Déjala durante media hora y luego quítala con agua suavemente. Espera durante un día, si no ha sucedido nada alarmante, sigue adelante y disfruta de la mascarilla en tu cara.

Ingredientes básicos para la piel sensible

Puedes encontrar recetas para hacer mascarillas en Internet o experimentar por ti mismo. Unos ingredientes bueno para la piel sensible incluyen la leche y el yogur, que suaviza la piel y ayuda a eliminar las células faciales muertas. También debes probar el pepino machacado que reduce la inflamación refrescando la piel y un puré de copos de harina de avena que tienen un efecto calmante. Si eres propenso a tener acné, añade algo de miel ya que tiene cualidades antibacterianas. Si lo que quieres es humedecer tu piel, una banana o un aguacate machacado resolverá el problema de forma bonita. Para hacer que tu mascarilla huela estupenda debes añadir unas pocas gotas de aceites esenciales de rosa o de camomila lo que es apropiado para la piel sensible.

Ingredientes opcionales

Si quieres que tu mascarilla purifique o tonifique tu piel, tendrás que añadir ingredientes que sean un poco más severos así que probarlos de antemano es especialmente importante. Para la purificación, prueba primero una mezcla de pasta de copos de harina de avena y un yogur natural, aplícala por toda tu cara y luego quítala con agua. Si eso no funciona, muele los copos de harina de avena para conseguir más exfoliación. En lugar de harina de avena podrías utilizar azúcar moreno. Para tonificar, mezcla una cucharada de zumo de cebolla con la yema de un huevo y una cucharada de zumo de zanahoria y otra de aceite de oliva. Si tienes un problema de acné, añade a tu mascarilla hojas de neem aplastadas y polvo de cúrcuma, la gente de la India confía ciegamente en estos ingredientes. Debes aplicar la mascarilla con estos ingredientes dos veces al día durante varios días.

Trata bien tu piel

Si tu piel es sensible, no utilices mascarillas más de dos veces a la semana y no las apliques a tus párpados o labios. Después de que hayas llevado la mascarilla durante 15 o 30 minutos, quítala con agua caliente y da palmaditas suaves en tu cara seca con un paño limpio. No frotes o restregues tu piel ya que podrías irritarla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles