Cómo hacer una mascarilla hidratante para el cabello

Escrito por therese pope Google
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Los químicos y el alcohol pueden producir acumulación de residuos en el cabello. Estos pueden dañarlo permanentemente. Las mascarillas naturales lo hidratan y lo humectan. La miel es un humectante natural y se puede usar tanto para el cuerpo como para el cabello. Los plátanos contienen ingredientes saludables entre los que se encuentran el triptófano (un aminoácido) y el potasio. Esta mascarilla elaborada a base de plátano y miel, es barata y fácil de hacer. Si eres vegetariana o vegana, no tendrás que preocuparte por el contenido de productos o subproductos de origen animal. Esta mascarilla es totalmente natural. Si deseas usar ingredientes de mejor calidad, compra productos orgánicos. No necesitas gastar cientos de dólares en una peluquería cara para tener un cabello hermoso con apariencia de haber salido de un buen salón de belleza.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 plátano; 1 cucharadita de miel; yogur natural; una licuadora o un procesador de alimentos; un gorro de ducha; una toalla

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    En una licuadora o procesador de alimentos, pica un plátano y agrega 1 cucharadita de miel y otra de yogur natural. Licúa durante dos minutos, aproximadamente, hasta que la mezcla esté suave.

  2. 2

    Moja el cabello en la ducha o la bañera. Procura escurrirlo bien. Esparce la mascarilla por el cabello y masajea el cuero cabelludo. Presta atención a las puntas secas y masajea bien en esa zona.

  3. 3

    Recoge el cabello en la parte superior de la cabeza (si éste es largo) y ponte un gorro de baño. Deja actuar la mascarilla durante 15 o 20 minutos. Si tienes el cabello seco, déjala actuar por lo menos durante 30 minutos.

  4. 4

    Enjuaga bien con agua tibia. Aclara con agua fría para mantener el cabello humectado.

  5. 5

    Deja que el cabello se seque de forma natural. Tu cabello se verá suave, flexible y de lujo.

Consejos y advertencias

  • Si no tienes plátanos, puedes sustituirlos por un aguacate. Si no dispones de una licuadora o un procesador de alimentos, puedes estrujar el plátano con una cuchara y mezclar todos los ingredientes hasta que obtengas una pasta suave.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles