Hogar

Cómo matar las plagas del jardín sin veneno

Escrito por stephany elsworth | Traducido por maría florencia lavorato
Cómo matar las plagas del jardín sin veneno

Las mariquitas ayudan a controlar las poblaciones de plagas de insectos.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las plagas de insectos y artrópodos tales como gusanos cortadores, larvas de mosca de sierra, pulgones y ácaros, entre muchos otros, atacan a las plantas de jardín. Algunas especies causan un daño estético grave por defoliación de las hojas, mientras que otras infectan las plantas con virus y pueden matar a los huéspedes susceptibles de las plantas. Los controles químicos no siempre son efectivos o necesarios. Se puede controlar las poblaciones de plagas de jardín con una variedad de métodos no tóxicos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Agua
  • Cubo
  • Detergente
  • Aspiradora de mano
  • Bolsas de plástico
  • Pala de jardín
  • Molde de aluminio para pastel
  • Cerveza
  • Trampas comerciales para insectos
  • Cartulina amarilla
  • Jalea de petróleo
  • Neem
  • Jabones insecticidas
  • Aceites hortícolas
  • Insectos depredadores

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Métodos de control de plagas de jardín no tóxicos

  1. 1

    Controla las plagas, como las babosas, caracoles, cochinillas y gusanos picudos, sacándolos físicamente de las plantas hospedantes susceptibles. Acaba con ellos tirándolos en un balde lleno de agua jabonosa. Aspira las hojas de la planta infectada con una aspiradora de mano a batería para librar a las plantas de las moscas blancas. Aspira la parte superior e inferior de cada hoja por la mañana temprano antes de que los insectos despierten totalmente. Coloca la bolsa de la aspiradora en una bolsa de plástico y ponla en el congelador durante la noche para matar a los insectos. Mata a los pulgones y los ácaros pulverizando las plantas infestadas con un flujo constante pero contundente de agua para golpear y tirar a los insectos de la planta. Machaca los pulgones individuales a medida que los encuentres.

  2. 2

    Mata las plagas de jardín, colocando trampas en las áreas infestadas. Compra trampas especialmente formuladas para babosas y caracoles o crea las tuyas propias con un molde de aluminio y cerveza rancia. Cava un hoyo ancho pero poco profundo en el suelo cerca de las plantas infestadas. Coloca molde de aluminio en el agujero de modo que el labio exterior esté aproximadamente a nivel del suelo, y llena el recipiente con cerveza. Las babosas y los caracoles se meten en la trampa de cerveza y se ahogan. También puedes crear trampas no tóxicas para insectos voladores con cartón amarillo y un material pegajoso como la vaselina, o compra las trampas de fabricación comercial.

  3. 3

    Rocía las plantas infestadas con aceites hortícolas no tóxicos, que están hechos de productos tales como aceites minerales. Ellos sofocan, en lugar de envenenar a los insectos. También puedes utilizar jabones insecticidas para el control de ácaros, pulgones, piojos harinosos y cochinillas. Los jabones insecticidas son de sales de potasio y químicamente similares al detergente. También puede que quieras usar el neem, que es un insecticida natural que interrumpe el crecimiento de los insectos como las moscas blancas y otras plagas.

Consejos y advertencias

  • Las babosas y los caracoles son animales nocturnos. Atrápalas por la noche con una linterna.
  • Algunos jabones insecticidas pueden dañar las plantas susceptibles. Lee las instrucciones cuidadosamente antes de aplicarlo.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media