Como matar la Salmonella de los tomates

Escrito por miriam orella
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Como matar la Salmonella de los tomates
Los tomates rociados con plata coloidal no pueden tener salmonella. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

En el mundo actual en el que se abusa de químicos en la agricultura, paradójicamente están surgiendo cada vez más productos altamente contaminados y cuyo consumo puede afectar gravemente a la salud o incluso provocar la muerte. Este es el caso ocurrido hace algunos años con los tomates y la salmonella. En estas situaciones la alarma suele cundir entre la población debido a la falta de información. Sin embargo, vas a ver cómo es facilísimo prevenir esta y otras enfermedades mediante el uso preventivo de la plata coloidal. Ni bacterias ni hongos ni virus pueden sobrevivir en presencia de plata.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Plata coloidal, preferiblemente en concentración de 10 ppm
  • Tomates
  • Agua
  • Cuenco que no sea de plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Eliminar la salmonella de los tomates

  1. 1

    Lava los tomates con agua del grifo para retirar los posibles pesticidas que hayan podido quedar adheridos a su piel. Colócalos dentro de un cuenco. Es muy importante que el cuenco no sea de plástico pues la carga electrostática del plástico anularía la de la plata, que ya no quedaría en suspensión. Añade agua hasta cubrir completamente todos los tomates.

  2. 2

    Si puedes, realiza el siguiente paso únicamente con luz natural, pues determinados tipos de bombillas con ultravioletas pueden anular el efecto de la plata coloidal. Igualmente, no lo hagas bajo el sol. Toma tu frasco de agua coloidal y vierte 3 cucharadas en el cuenco. Déjalo reposar un mínimo de 4 minutos.

  3. 3

    Una vez reposado, puedes, si lo deseas, repasar un poco los tomates uno a uno, aunque no es necesario. Para ello introduce las manos limpias en el cuenco y frota cada tomate con el agua, a modo de enjuague. Saca los tomates del cuenco y desecha el agua. Ya están listos para el consumo y libres de salmonella. Los has desinfectado sin necesidad de emplear ningún producto tóxico. Consúmelos directamente del cuenco, sin aclararlos.

Consejos y advertencias

  • La plata coloidal la puedes fabricar tú mismo en casa. Debe conservarse siempre en tarro de vidrio y a salvo del calor y los rayos ultravioletas, pero no en el frigorífico.
  • La plata coloidal puede ser ingerida y se emplea para tratar infecciones existentes y también para prevenirlas. Si tienes deficiencias de selenio ten cuidado al usar plata coloidal ingerida de manera continua pues el cuerpo, al expulsar la plata, expulsa también selenio, por lo que te aumentará la deficiencia. Para evitarlo, supleméntalo cuando ingieras plata coloidal de manera continua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles