Medicamentos coagulantes y la vitamina K

Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Medicamentos coagulantes y la vitamina K
Las verduras de hoja verde oscuro como las espinacas contienen altas cantidades de vitamina K. (spinach image by Sergey Goruppa from Fotolia.com)

Algunas proteínas y genes afectan la consistencia de la sangre. La coagulación de la sangre demasiado rápida o demasiado lenta puede producir coágulos de sangre o hemorragia anormal, respectivamente, y las personas que padecen éstas afecciones pueden tomar medicamentos coagulantes para prevenirlas. Los nutrientes obtenidos de la dieta o de suplementos alimenticios, como la vitamina K, pueden afectar la acción, la eficacia y las dosis de los fármacos coagulantes, según el Instituto Linus Pauling de la Universidad del Estado de Oregon. Consulta con tu médico sobre cualquier suplemento vitamínico antes de tomar coagulantes.

Otras personas están leyendo

La vitamina K y la coagulación sanguínea

La vitamina K ayuda a regular la actividad de un número de proteínas involucradas en la agregación plaquetaria, o coagulación de la sangre. La Universidad del Estado de Colorado indica que la vitamina K puede ayudar a activar el factor X, IX, VII y la protrombina, todas las proteínas que promueven la formación de coágulos de sangre. La vitamina ayuda a activar estas proteínas coagulantes mediante la realización de modificaciones químicas de los aminoácidos dentro de la proteína, cambiando las proteínas de un estado inactivo a sus formas biológicamente activas según sea necesario. Como resultado, la vitamina K ayuda al cuerpo a responder a la lesión, permitiendo la formación de coágulos de sangre para prevenir el sangrado excesivo.

Medicamentos coagulantes

Los medicamentos coagulantes, también llamados complejos coagulantes anti-inhibidores, también ayudan a regular la coagulación de la sangre. Algunas enfermedades, como la hemofilia, conducen a defectos en la coagulación de la sangre y los pacientes que sufren este trastorno pueden sangrar sin control en respuesta a una lesión relativamente menor. Los complejos coagulantes contienen precursores de los complejos de coagulación sanguínea vitamina K-dependientes, así como las formas activadas de algunos factores coagulantes, para ayudar a promover la coagulación de la sangre, de acuerdo con Drugs.com.

Posibles interacciones entre la vitamina K y los coagulantes

Dado que los medicamentos coagulantes contienen factores pro-coagulantes vitamina K-dependientes, la vitamina K a menudo interactúa con estos fármacos coagulantes dentro de tu sistema. Aunque los medicamentos pueden contener algunos factores coagulantes activados, otros precursores pueden requerir de la vitamina K en tu sistema para producir factores de coagulación biológicamente activos para permitir que la sangre coagule. Si sufres de deficiencia de vitamina K, puedes sufrir dificultades adicionales de coagulación, y debes consultar con tu médico para tratar esta deficiencia si estás tomando complejos de medicamentos coagulantes.

Efecto de la vitamina K en medicamentos anticoagulantes

Las personas que toman anticoagulantes, medicamentos que previenen la coagulación excesiva de la sangre, también deben controlar sus niveles de vitamina K. La Universidad del Centro Médico de Maryland, explica que grandes dosis de suplementos de vitamina K pueden anular o inhibir la acción de algunos medicamentos anticoagulantes, poniendo al paciente en riesgo de formación de coágulos de sangre. Si tomas medicamentos anticoagulantes, como la warfarina, debes revelar a tu médico de cualquier suplemento de vitamina K que estés tomando para determinar la dosis adecuada y prevenir efectos secundarios dañinos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles