Los medicamentos más seguros contra la ansiedad

Escrito por sandi busch Google | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los medicamentos más seguros contra la ansiedad
Medicamentos contra la ansiedad. (doctor image by JASON WINTER from Fotolia.com)

Hay cuatro clasificaciones de medicamentos utilizados para tratar trastornos de ansiedad, además de algunos otros recetados de manera menos frecuente o usados como último recurso cuando no funciona la primera opción. Todos ellos conllevan el riesgo de efectos secundarios, pero algunos son más severos que otros.

Otras personas están leyendo

Clasificaciones

Las cuatro clasificaciones principales de medicamentos ansiolíticos son las benzodiazepinas, antidepresivos tricíclicos (TCAs), inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS) e inhibidores de la recaptación de serotonina-norepinefrina (IRSN). Otros que pueden ser usados incluyen inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO), azapirones, antihistamínicos, anticonvulsivos y noradrenérgica agentes antipsicóticos atípicos.

Benzodiazepinas

Los medicamentos en esta clase inducen a dormir, alivian la ansiedad y relajan los músculos. Esto los hace efectivos para el tratamiento de la ansiedad así como insomnio, convulsiones o espasmos musculares y agitación. Se utilizan también como premedicación para procedimientos médicos para ayudar a calmar a los pacientes. La investigación indica que mejoran el neurotransmisor GABA, que juega un papel importante en el equilibrio de las transmisiones nerviosas. Se considera seguro y efectivo a corto plazo, especialmente para los episodios agudos de ansiedad o de ataques de pánico, las benzodiazepinas pueden tener efectos secundarios graves y no se recomiendan para uso a largo plazo. Pueden causar dependencia y con el tiempo los pacientes necesitan grandes dosis para mantener el mismo efecto. Los medicamentos en esta clase son: Ativan, Valium, Xanax, Klonopin, Halcion, Dalmane, Restoril, Serax, Tranxene y Librium.

Antidepresivos tricíclicos

Los TCAs se utilizan principalmente para tratar los trastornos que no han respondido a otros medicamentos preferidos. Afectan a la concentración de serotonina y norepinefrina, que mejora los síntomas de ansiedad y depresión. Los TCAs no son adictivos, pero suelen tener efectos secundarios significativos como presión arterial baja, estreñimiento, retención urinaria y visión borrosa. La lista de TCAs incluye Adapin, Anafranil, Aventyl, Elavil, Ludiomil, Norpramin, Pamelor, Sinequan, Surmontil, Tofranil y Vivactil.

Inhibidores de serotonina específicos de recaptación

Los ISRS se llaman "selectivos" porque afectan específicamente a un neurotransmisor: la serotonina. Los nervios se comunican entre sí a través de neurotransmisores. Uno de los extremos del nervio libera neurotransmisores, mientras que el otro extremo tiene receptores para enlazarlos. El espacio entre los nervios se llama sinapsis. Los neurotransmisores que permanecen en la sinapsis (que no se vinculan rápidamente con los receptores) son reabsorbidos. Los ISRS funcionan desacelerando la tasa en la que es reabsorbida serotonina, haciendo que el neurotransmisor esté disponible durante un periodo largo de tiempo. Esto aumenta su impacto. Los efectos secundarios más comunes son el insomnio o somnolencia y aumento de peso. Como las benzodiacepinas, también son potencialmente adictivas y los síntomas de abstinencia puede ocurrir si de repente se detienen. Los medicamentos ISRS son Celexa, Prozac, Zoloft, Lexapro, Luvox y Paxil.

Inhibidores de serotonina norepinefrina de recaptación

El IRSN también inhibe la reabsorción de neurotransmisores, pero como su nombre indica, afecta a la serotonina y a la norepinefrina. Sus efectos secundarios incluyen dolor de cabeza, malestar estomacal, insomnio y a veces un aumento en la presión arterial. Los IRSN utilizados para la ansiedad son Cymbalta y Effexor, Desyrel y Remeron. Los IRSN son tan eficaces como los ISRS y como las dos clases tienen menos efectos secundarios, suelen ser las primeras opciones.

Otras clases

Dependiendo de los síntomas del paciente, diagnóstico y respuesta a la primera opción de tratamiento, los médicos pueden tratar la ansiedad con otros medicamentos. Los antipsicóticos atípicos alivian la ansiedad y son especialmente útiles en el tratamiento de pensamientos generalizados como preocupación, pero también tienen efectos secundarios como el aumento de peso y los trastornos del músculo. Buspar, una azapirone, es un medicamento de ansiolíticos que no causa muchos de los efectos secundarios posibles como otros medicamentos. No es adictiva y no causa somnolencia. La desventaja de Buspar es que tarda mucho tiempo en surtir efecto y puede requerir una dosis grande para conseguir un alivio suficiente de los síntomas. Si bien es efectivo para la ansiedad entre leve y moderada, no funciona bien para trastornos de pánico o de ansiedad severa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles