Cómo medir un edema periférico

Escrito por philippa jones | Traducido por enrique alejandro bolaños flores
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo medir un edema periférico
Asegúrate de que tienes una cinta métrica para medir el edema periférico. (Glass with measuring tape. image by mashe from Fotolia.com)

El edema es la acumulación de líquido entre las células y los tejidos debajo de la piel, que causa inflamación. Es común en las piernas y los pies debido al efecto de la gravedad sobre los fluidos atrapados dentro del cuerpo. Al edema en las piernas y los pies se conoce como edema periférico. Es más común en los ancianos, y puede causar la inflamación de las venas varicosas. Puede ser causada por el sobrepeso, estar parado por tiempo prolongado, infecciones y coágulos sanguíneos. El edema periférico puede ser un síntoma de otras enfermedades, tales como del riñón, el corazón o insuficiencia hepática. La medición de edema periférico debe ser realizada por un profesional de la medicina, sin embargo, se pueden realizar algunas pruebas simples en el hogar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cinta métrica
  • Un cubo de agua
  • Una pluma
  • Papel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita la ropa que cubre tus piernas y pies.

  2. 2

    Revísate los pies y las piernas. Compara una pierna con la otra y busca las diferencias de tamaño. Tú pierna entera puede estar hinchada, sin embargo es posible que observes las áreas que están más hinchadas o están fuera de proporción.

  3. 3

    Presiona firmemente la pierna o el pie con un dedo y retira.

  4. 4

    Observa la reacción de tu piel. Esto es una indicación del tipo de edema periférico que puedes tener, y si podría estar relacionado con otras enfermedades. Si la piel regresa a su lugar de inmediato significa un edema sin fóvea. Si una hendidura permanece por un tiempo, este es un edema con fóvea. Por ejemplo, el edema sin fóvea está asociado con problemas con el sistema linfático.

  5. 5

    Utiliza una cinta métrica para medir la circunferencia de la pierna. Anota tu circunferencia y repite diariamente durante unos días, utilizando la misma área en tu pierna. El aumento en las mediciones indican inflamación.

  6. 6

    Mide el volumen del agua que se desplaza en el pie y el tobillo durante el período de una semana. Un método simple de hacer esto es con un cubo de agua y una cinta métrica. Mide la distancia desde el suelo hasta el nivel de agua en el cubo. Anota la medición del nivel de agua.

  7. 7

    Pon el pie en el cubo, asegúrate de que el tobillo está cubierto por el agua también. Toma otra medición del nivel de agua y anótalo.

  8. 8

    Repite el paso 7 dos veces al día durante una semana. Puedes necesitar buscar un ayudante para realizar la medición del nivel de agua.

  9. 9

    Calcula la diferencia entre el nivel del agua antes y después de colocar tu pie en el agua. La diferencia entre las dos mediciones aumentará a medida que aumenta el nivel del agua. Esto indica que la inflamación ha aumentado debido a que tu pie ha desplazado más agua.

  10. 10

    Lleva tus observaciones y mediciones con un profesional médico y pide consejo sobre la hinchazón de las piernas y los tobillos. Tus lecturas pueden ayudar en el diagnóstico.

Consejos y advertencias

  • Estas mediciones son pruebas simples que puedes hacer en casa. Busca ayuda profesional para el asesoramiento, el diagnóstico y el tratamiento del edema periférico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles