DESCUBRIR
×

La mejor época del año para sembrar pasto

Actualizado 21 febrero, 2017

Idealmente, el pasto fresco debería ser cosechado en el momento que vas a usarlo y sembrado durante su estación de cultivo, en momentos del año que minimicen el impacto en el mismo y dirijan todas las energías y nutrientes en enfocarse a echar las raíces en el nuevo suelo. Para la mayoría de los climas y variedades de pasto, esto sería en la primavera, en el verano o en el otoño temprano ya que debes evitar el calor pleno estival y las heladas invernales. Siempre siémbralo en una capa firme de rico mantillo o abono que esté húmedo de forma pareja, pero no mojado.

Siembra de primavera y verano temprano

La primavera es uno de los mejores momentos para sembrar pasto, siempre y cuando termines la tarea luego de la última helada. Las temperaturas son moderadas, la lluvia ayuda a la fijación, no hay amenaza de sequía y el pasto estará listo para poder caminar sobre él en el verano. La clave para una siembra exitosa en esta época es mantener su humedad pareja a lo largo de su período de fijación y no permitir que las parcelas, en particular en los bordes y grietas del pasto, se sequen. Regar cada tres o cuatro días durante un mes, asegurará esto en todos los climas, pero más aún en los muy cálidos y áridos.

Siembra de otoño

El otoño es un buen momento para sembrar pasto, siempre y cuando dejes mucho tiempo para que el mismo se fije por sí mismo antes de las heladas, al menos de cuatro a seis semanas. Manténlo húmedo de forma pareja hasta la primera helada. En lugares de climas fríos sega el pasto a una altura baja, casi esquilada y aplica un fertilizante para césped antes de que lleguen las heladas. Si bien éste no utilizará los nutrientes durante el invierno, los almacenará en la paja, las raíces y el suelo, aumentando el verdor en la primavera cuando aún es demasiado temprano para fertilizar los nuevos brotes.