La mejor forma de freír un bistec

Escrito por allison boelcke | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La mejor forma de freír un bistec
Aplasta el bistec antes de freírlo para asegurarte de que el interior se cocine forma pareja. (steak cooking image by Fantasista from Fotolia.com)

El bistec grillado es un exquisito manjar para los amantes de la carne roja, pero freírlo puede hacer la comida aún más sabrosa. Freír un bistec le da a la carne un exterior crujiente y un sabor exquisito a la grasa adicional si se cocina de forma correcta. Incluso los cortes más costosos pueden resecarse y perder sabor si los cocinas en exceso. Dado que freír un bistec expone la carne a fuego alto, tomar precauciones antes y durante el proceso de cocción ayudará a que la carne siga siendo tierna.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cortes de bistec sin hueso
  • Papel film
  • Maza para carnes
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 taza de aceite vegetal, de canola (aceite canadiense de bajo contenido ácido) o de maní
  • Sartén grande
  • 2 boles grandes
  • 1 1/2 a 2 tazas de suero de leche
  • 1 a 2 tazas de harina común
  • Pinza
  • Papel de cocina
  • Fuente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca cada pieza de bistec sin hueso (como falda, bistec cuadrado o redondo) entre dos trozos de papel film. Golpea los bistecs suavemente con una maza para carnes para aplastarlo hasta que tengan alrededor de 1/2 pulgada (1,25 cm) de espesor.

  2. 2

    Quita y tira el papel film. Cubre los bistecs con sal y pimienta de forma pareja. Vierte alrededor de 1/2 taza de aceite vegetal, de canola o de maní en una sartén grande sobre la hornilla. Coloca el fuego medio-alto.

  3. 3

    Vierte 1 1/2 o 2 tazas de suero de leche en un bol grande y 1 a 2 tazas de harina común en otro (la cantidad exacta puede depender de la cantidad de bistecs que vas a freír). Coloca cada bistec dentro del suero de leche, retíralos y deja escurrir. Cubre cada bistec con una fina capa de harina.

  4. 4

    Pon los bistecs cubiertos con harina en el aceite caliente, asegurándote que que no se toquen entre ellos. Fríelos cinco minutos de un lado, dalos vuelta con una pinza y fríelos otros cinco minutos hasta que la capa exterior esté ligeramente marrón.

  5. 5

    Forra una fuente con papel de cocina y coloca los bistecs fritos sobre él. Repite el proceso con los bistecs restantes. Corta un bistec para asegurarte de que el interior esté bien cocido; si no lo está, fríe un minuto más de cada lado y luego sirve.

Consejos y advertencias

  • Si no quieres comprar suero de leche, puedes mezclar 1 cucharadita de jugo de limón en 1 taza de leche y dejar reposar por al menos cinco minutos; la acidez del jugo de limón imitará la del suero de leche y hará que la carne se ponga tierna.
  • Siempre fríe los bistecs en tandas pequeñas para que cada uno tenga el espacio suficiente, ya que llenar la sartén puede disminuir la temperatura del aceite y hacer que la carne se vaya friendo en forma despareja.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles