La mejor forma de limpiar mesadas y refrigeradores de acero

Escrito por mallory ferland | Traducido por susana margarita lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Lo que hace que el acero inoxidable esté libre de manchas es el óxido fuerte creado en la superficie durante el proceso de fabricación. Sin embargo, si el acero no se mantiene limpio, el acabado empezará a gastarse. La suciedad que queda en la superficie demasiado tiempo empezará a corroer el acero inoxidable y hará que se vea simplemente como acero. La limpieza diaria con agua mantendrá tu acero en buena forma, seguido de una limpieza mensual con un limpiador específico.

Otras personas están leyendo

Limpieza básica

Empieza simplemente usando agua. Humedece un trapo suave con agua tibia y limpia toda la superficie pasándolo en una sola dirección. La dirección debe ser la misma que cuando pules, usualmente hacia abajo. Limpia bien cualquier zona húmeda con una toalla limpia. Dejar agua es un peligro para el acero inoxidable porque pueden quedar residuos minerales. Si necesitas algo más que simplemente agua, usa un detergente de vajillas suave pero recuerda enjuagarlo completamente con agua tibia antes de secar. Si hay huellas dactilares que no salen, usa un limpiador de cristal en spray (como Windex) y enjuaga.

Cuidado especial de la mesada

Después de terminar con la vajilla, enjuaga cualquier residuo y seca con una toalla. Para limpiar y abrillantar la pileta, vierte una pequeña cantidad de vinagre en un trapo limpio o espolvorea un cucharada de bicarbonato de soda y restriega suavemente hasta que todas las manchas (si es que queda alguna) desaparezcan. Enjuaga bien con agua.

Limpiadores especiales

Es sabio usar un limpiador especial diseñado para acero inoxidable al menos una vez al mes en tu refrigerador y en tu mesada. El limpiador ayuda no solamente a remover las manchas más difíciles que se resisten al agua y al jabón, sino que además acondiciona el acero rellenando rayones y puliendo la superficie. Asegúrate de pasar el paño en una sola dirección.

Cosas que no debes hacer

Es importante mantener el acero limpio, pero es crucial que prestes atención a qué utilizas para limpiarlo. Las esponjas rugosas, la lana de acero o los cepillos nunca deben usarse ya que rayan la superficie. Los químicos abrasivos también deben evitarse. Una buena forma de proteger la parte inferior de la pileta de los rayones provocados por platos y esponjas rugosas es con una alfombrilla de plástico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles