La mejor forma de secar las uñas

Escrito por rhoda lockwood | Traducido por susana margarita lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La mejor forma de secar las uñas
(Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Conseguir la manicura perfecta en casa puede ser trabajoso y llevar su tiempo. Algunos esmaltes tardan años en secarse, dejando tus uñas vulnerables a muescas y borrones incluso horas después de haberlo aplicado. Si estás cansada de soplar sobre tus manos y encontrar el esmalte corrido sobre tu ropa favorita, usa algunas técnicas sencillas para acelerar el proceso.

Otras personas están leyendo

Baño de agua helada

Después de secarlas un par de minutos, introduce tus dedos en un recipiente de agua con hielo para un secado rápido. El enfriamiento súbito seca el esmalte, y tres minutos son suficientes para endurecerlo completamente. El período inicial de secado es crucial (si las mojas demasiado pronto, el aire podría buscar escapar de las capas todavía húmedas, formando burbujas y arruinando tu trabajo).

Secado con secador en frío

Para algunos esmaltes, es necesario aplicar muchas capas para conseguir un color vibrante y una buena cubrición. Pero antes de pasar la siguiente capa, usa un secador en frío sobre tus uñas. El aire endurecerá el esmalte y creará una superficie suave y de buena calidad para recibir la siguiente capa. No es la técnica más rápida, pero los resultados valen la espera.

Aceleradores de secado del esmalte

Para conseguir un secado de peluquería, busca productos para el secado de esmaltes. Después de aplicar la capa superior, echa una gota de estos endurecedores de esmalte sobre tus uñas. Éstas cristalizan cada capa del esmalte para que no se mueva y para que no haya capas húmedas debajo de una capa seca. Algunas marcas vienen incluso con humectantes para darle a tus cutículas un refuerzo después de la manicura.

Esmaltes menos densos

Quizás la forma más rápida de conseguir que se sequen las uñas es usar un esmalte especialmente formulado para secar rápido, o diluir un esmalte más espeso. Si tu favorito es algo pringoso, agrega algunas gotas de base. No lo diluyas con quitaesmalte (funcionará en el momento pero con el tiempo, termina con la calidad química del esmalte). Cubre las capas con una capa de secador de esmaltes ¡y tus uñas estarán listas volando!

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles