La mejor forma de tomar Advil para evitar el daño hepático

Escrito por rachel nall | Traducido por alejandra prego
La mejor forma de tomar Advil para evitar el daño hepático

El advil se toma para aliviar distintos tipos de dolores.

pain relief image by Alison Bowden from Fotolia.com

Advil es una forma de ibuprofeno que actúa como un medicamento antiinflamatorio no esteroide, lo que significa que es útil para tratar el dolor provocado por la artritis, los dolores de cabeza, musculares, calambres y otros síntomas que provocan dolor. Por esta razón el Advil se debe tomar a menudo y en ocasiones, se toma en cantidades excesivas. Sin embargo, cuando se consume en altas dosis puede causar un daño al cuerpo, incluyendo un daño hepático.

Otras personas están leyendo

¿Cómo afecta al hígado el Advil?

Si bien el Advil tiene muchas propiedades útiles, también puede causar un hemorragia interna o un aumento en los problemas circulatorios. En lo concerniente al hígado, tomar demasiada cantidad de este medicamento puede elevar los niveles de la aminotransferasa (una enzima) en el hígado. Esto eleva los niveles al igual que los de quienes padecen hepatitis viral, la enfermedad de hígado graso o cirrosis. Este nivel enzimático elevado en el hígado puede causar que el sistema circulatorio entre en shock.

¿Qué cantidad es demasiada?

La cantidad recomendada de Advil en una sesión es de 800 mg (la pastilla promedio contiene 200 mg por lo que esto equivale a 4 pastillas). Sin embargo, la máxima cantidad que se puede tomar al día es de 3.200 mg en cuatro dósis. Una persona no puede tomar la cantidad máxima durante un plazo superior a 10 días sin una recomendación médica. Hay varios medicamentos, como aquellos para las enfermedades del corazón o para las úlceras estomacales que interfieren con el Advil. El consumo de alcohol también ha demostrado un aumento en el riesgo de hemorragias estomacales, por lo tanto no se debe tomar en combinación con bebidas alcohólicas.

Síntomas de una sobredosis de Advil

Tomar demasiado Advil puede provocar una gran variedad de síntomas que afectan todo el cuerpo, incluyendo un zumbido en los oídos, visión borrosa, diarrea, náuseas, dolor de estómago, dificultad para respirar, dolores de cabeza, problemas para pensar o recordar con claridad, mareos, sudoración o erupciones. Si sospechas que tú o un ser querido puede estar experimentando una sobredosis, dirígete inmediatamente a la sala de emergencias. Un profesional del cuidado de la salud puede monitorear los niveles de sangre del paciente y recetarle un laxante o carbón activado para estimular el vómito. En cualquier ocasión en que se deba tomar Advil diariamente, es necesario consultar al médico para que evalúe potenciales interacciones con otros medicamentos.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media