La mejor manera de almacenar camotes

Escrito por s. a. holt | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La mejor manera de almacenar camotes
(Courtesy of Morguefile)

En muchas zonas, los camotes son una deliciosa comida de otoño e invierno. Acompañamiento favorito en la mesa del Día de Acción de Gracias, el camote es dulce y sabroso, y tiene un alto contenido de nutrientes, como las vitaminas C, A y B6. También es una fuente excelente de fibra, cobre, manganeso y hierro. Los camotes son una guarnición nutritiva y rica de cualquier comida, y tenerlos a mano puede ayudarte a añadir un sabor distinto a lo que planificaste para una comida. Ya que pueden conservarse bien, puedes comprar una bolsa grande de camotes y tenerlos preparados para hornearlos o convertirlos en puré a último momento. Con algunas pocas sugerencias y trucos, puedes conservar los camotes cuando tienen más sabor y frescura durante un mes.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Guarda los camotes en una alacena oscura o en un sitio fresco, como un sótano o un garaje.

  2. 2

    No guardes los camotes en el refrigerador. La temperatura fría convertirá el almidón en azúcar, dándole a los camotes un sabor desagradable. Si bien durarán más tiempo de esta manera, no vale la pena sacrificar su sabor.

  3. 3

    Almacena los camotes lejos de las cebollas y otros productos que fomenten la producción de brotes.

  4. 4

    Mantén los camotes frescos pero no fríos. A temperatura ambiente, sólo durarán aproximadamente una semana. Pero, si bajas la temperatura unos pocos grados, durarán un mes.

  5. 5

    Evita la humedad, pues la enemiga de los camotes almacenados. De modo que debes mantenerlos secos. Una de las peores cosas que puedes hacer es guardarlos en una bolsa de plástico de supermercado, sellada, sin que ingrese el aire. Generalmente, los camotes vienen en bolsas de malla o perforadas para que entre el aire, así que no sabotees los esfuerzos de los proveedores colocándolos en una bolsa de de plástico en la que se los guarde con humedad y se puedan pudrir. Esto también se aplica a la limpieza de los camotes. Nunca los laves hasta que tengas que usarlos. En cambio, frótalos o cepíllalos con un cepillo seco y suave o con una esponja.

  6. 6

    Sostén los camotes con cuidado. Pueden lucir resistentes, pero su piel es delgada y delicada.

Consejos y advertencias

  • Si ves que tus camotes se están poniendo viejos y no tienes planes de usarlos pronto, cocínalos, haz un puré y congélalo. El puré de camote es delicioso cuando se lo sirve con jamón o lomo de cerdo. Se congela muy bien y con una hora de preparación y algunas bolsas para el congelador, puedes preparar varias comidas con un mínimo de esfuerzo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles