La mejor manera de doblar tus rodillas nuevamente tras un reemplazo de rodilla

Escrito por luanne kelchner | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La mejor manera de doblar tus rodillas nuevamente tras un reemplazo de rodilla
Aprende cómo recuperar la movilidad de la rodilla tras la cirugía. (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

La recuperación de una cirugía de reemplazo de rodilla comienza mientras estás todavía en el hospital. La terapia física comienza el proceso de conseguir que tu rodilla se doble otra vez y funcione correctamente. Los ejercicios físicos que los terapeutas te enseñan en el hospital se volverán una actividad diaria para ti hasta que puedas caminar normalmente otra vez.

Otras personas están leyendo

Caminar

El personal médico te animará a caminar casi inmediatamente después de la cirugía. El fisioterapeuta o la enfermera te ayudará a poner tanto peso como sea posible en la rodilla. Sólo ejerce presión cómoda sobre la rodilla mientras te recuperas del procedimiento.

Caminar puede requerir muletas o un caminador durante varias semanas después del procedimiento. Estos dispositivos permiten quitar peso de la rodilla mientras que aún te recuperas.

Caminar ayuda a conseguir doblar tu rodilla correctamente y aceptar más y más de tu peso mientras te recuperas.

Ejercicios de rango de movimiento

Los ejercicios de rango movimiento pueden comenzar el día de la cirugía o al día siguiente. Estos ejercicios consisten en doblar y enderezar la rodilla mientras estás en tu cama de hospital. Tu fisioterapeuta también te ayudará a flexionar la rodilla mientras te sienta en el extremo de la cama, que es otro ejercicio de rango de movimiento.

Los ejercicios que haces después de la cirugía de reemplazo de rodilla te ayudarán con tu recuperación. Utiliza ejercicios que aumenten la fuerza del cuádriceps y músculos de la corva para apoyar a la rodilla. Estos músculos forman parte integrante del funcionamiento completo de la rodilla nueva.

Un estudio de la Universidad de Delaware llegó a la conclusión de que los ejercicios de entrenamiento de fuerza desempeñan un papel importante en la recuperación de la rodilla y que tratar con delicadeza la rodilla realmente puede obstaculizar una recuperación completa. Comienza tus ejercicios de entrenamiento de fuerza tres o cuatro semanas después de la sustitución de la rodilla.

Limitaciones

El entrenamiento de fuerza puede conducir a una recuperación completa de la rodilla. Se puede caminar por un par de horas, pero puede ser difícil trotar o correr. Participa en ejercicios que alivian la presión en la rodilla como la natación y ejercicios de agua mientras te recuperas de un reemplazo de rodilla.

No participes en deportes muy intensos o deportes de contacto después de la cirugía de reemplazo de rodilla. Deportes como el baloncesto, el tenis y el fútbol de tackle pueden dañar la rodilla nueva. Discute tus limitaciones con tu médico para evitar causar daños adicionales a la rodilla. Trabaja con el fisioterapeuta para fortalecer los músculos de las piernas para apoyar tu reemplazo de rodilla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles