La mejor manera de empacar libros para el almacenamiento

Escrito por axl j. amistaadt | Traducido por lucia g. cejas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La mejor manera de empacar libros para el almacenamiento
La mejor manera de empacar libros para el almacenamiento.

Los libros han sido utilizados como el método preferido para preservar y transmitir el conocimiento y la información por centenares de años. Impresores y encuadernadores han utilizado una variedad sin fin de materiales, componentes y técnicas de construcción para producir libros, con resultados buenos y malos, a lo largo del tiempo. Los libros se almacenan pero comúnmente sufren innecesariamente daños debido a un embalaje deficiente, condiciones ambientales inadecuadas, insectos, roedores y moho. La mayoría de los daños se pueden prevenir fácilmente empacando correctamente los libros para el almacenamiento.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cajas pequeñas y medianas
  • Papel de embalaje marrón
  • Envoltorio de burbujas o espuma
  • Rotuladores oscuros

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparar los libros para el embalaje

  1. 1

    Examina los libros que deseas empacar, uno por uno, asegurándote de que están limpios y secos.

  2. 2

    Deja secar al aire cualquier libro que se sienta húmedo o tenga olor a humedad en una habitación bien ventilada.

  3. 3

    Haz arreglos para que los libros mohosos sean correctamente tratados por un conservador porque el moho puede causar graves daños a los libros. Si no deseas hacer eso, entonces déjalo a un lado y empácalo tú mismo. Embalar un material mohoso con otros libros sin duda extenderá el moho hacia todos los otros libros de la caja.

  4. 4

    Saca los libros polvorientos o sucios y quítales el polvo y la suciedad de la superficie con un cepillo suave.

  5. 5

    Revisa todos los libros cuidadosamente en busca de signos de infestación de insectos. Los insectos pueden causar estragos en el papel. Busca huevos de insectos, que parecen semillas de amapola negros. A menudo se encuentran en los canales entre las páginas del libro. Puedes eliminar los huevos de insectos con un cepillo suave. Asegúrate de desechar el cepillo cuando hayas terminado.

  6. 6

    Envuelve los libros encuadernados en piel individualmente en papel madera o papel de embalar. Empacar los libros encuadernados en piel junto a otros hará que se peguen si están expuestos a la humedad.

    Empacar tus libros

  1. 1

    Consigue las cajas apropiadas para el almacenamiento de los libros. Utiliza varias cajas pequeñas en lugar de una grande. Los libros son pesados, y una caja grande llena de ellos puede ser difícil de mover. Las cajas deben estar limpias, secas, fuertes y herméticas. Las cajas de cartón más comunes están bien, siempre y cuando no hayan sido utilizadas para empacar alimentos. Las cajas con residuos y olores atraen insectos y roedores.

  2. 2

    Envuelve moderadamente los libros valiosos de tapa dura individualmente en papel de embalar marrón antes de ponerlos en la caja.

  3. 3

    Empaca los libros de gran valor individualmente en papel marrón de embalar. Coloca un pedazo de cartón rígido entre cada uno. Una caja bien acolchada será mejor para almacenar estos libros. El plástico de burbujas para empacar debe utilizarse para forrar la caja que contiene los libros.

  4. 4

    Coloca los libros rústicos y los pequeños o medianos de tapa dura en una caja ya sea acostados o de pie, con los bordes del papel hacia arriba. Embalar los libros con el lomo hacia arriba y los bordes del papel hacia abajo hará que se deformen las páginas de los libros.

  5. 5

    Empaca los libros grandes en posición horizontal. Gíralos a medida que los colocas uno encima de otro de modo que queden unos bordes sobre otros. Coloca los libros más pesados ​​en la parte inferior, y los libros más pequeños y más ligeros en la parte superior de la pila.

  6. 6

    Llena cualquier espacio vacío que quede en las cajas con papel arrugado o plástico de burbujas para que los libros no se muevan alrededor cuando las cajas se muevan.

  7. 7

    Cierra las cajas y séllalas herméticamente con cinta de embalaje resistente. Sella todos los bordes de la caja para evitar que la humedad y otras condiciones perjudiciales entren en las cajas. Usa rotuladores negros para etiquetar las cajas.

    Almacenar las cajas embaladas con los libros

  1. 1

    Elige un lugar oscuro y libre de insectos para almacenar los libros en un ambiente estable y seco. La humedad germina las esporas de moho y anima a los huevos de los insectos para salir del cascarón.

  2. 2

    Coloca las cajas en el piso sobre tarimas o estantes con varias pulgadas entre ellas, y varias pulgadas de distancia de las paredes. Esto permitirá la circulación de aire adecuado. No coloques las cajas cerca de las paredes exteriores, ya que la humedad puede ser absorbida por el aire exterior. No apiles las cajas, y no apiles nada sobre ellas.

  3. 3

    Comprueba el área de almacenamiento periódicamente para detectar signos de humedad, insectos o roedores, los cuales seguramente dañarán tus libros.

Consejos y advertencias

  • Empaqueta los libros verticalmente con la seguridad suficiente para evitar que se inclinen en un ángulo. No debes almacenarlos muy juntos porque será un reto desempacarlos.
  • No guardes tus libros en sótanos, áticos, cocheras o cobertizos. No deben estar expuestos a temperaturas extremas o humedad relativa.
  • No trates la zona de almacenamiento con bolas de naftalina o insecticidas, ya que pueden dañar fácilmente los libros almacenados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles