La mejor manera de freír chuletas de puerco para evitar que se sequen

Escrito por jessica martinez | Traducido por elizabeth garay ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La mejor manera de freír chuletas de puerco para evitar que se sequen
Freír las chuletas es la mejor manera de mantenerlas tiernas. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Las chuletas de puerco cuando se cocinan correctamente pueden ser una entrada tierna y deliciosa. Desafortunadamente, debido a su sensibilidad a la temperatura y a su tiempo de cocción, cocinar puerco en casa provoca problemas con que la carne esté jugosa. Debido a que al empanar las chuletas se sellan sus jugos, freírlas es la mejor manera de mantenerlas tiernas. Pero freírlas completamente puede hacerlas muy grasosas y cocidas. Empanarlas y freírlas en una sartén es mejor que sumergirlas en aceite para cocinarlas, ya que esto ayuda a que se sellen y queden con una textura crujiente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cacerola de hierro fundido o cazuela de fondo amplio
  • 4 cucharadas de aceite
  • 4 chuletas de puerco con hueso de 1 pulgada de grueso (2,54 cm)
  • Sal
  • Pimienta
  • 4 huevos
  • 2 cucharaditas de leche
  • 3 tazas de pan para empanar
  • 2 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de pimienta blanca
  • 1 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de pimienta de cayena
  • Rejilla para enfriar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Calienta el aceite en una sartén a temperatura media hasta que brille y fluya fácilmente alrededor del recipiente. Asegúrate de que esté suficientemente caliente; si está muy frío provocará que las chuletas de puerco hiervan en lugar de freírlas, lo que las hará más grasosas y saturadas.

  2. 2

    Sazona las chuletas de puerco ligeramente de cada lado con sal y pimienta.

  3. 3

    Revuelve los huevos con la leche en un plato hondo.

  4. 4

    En un plato alargado extiende el pan para empanar y mézclalo con sal, pimienta blanca, ajo en polvo y comino.

  5. 5

    Remoja cada chuleta en el huevo, por cada lado.

  6. 6

    Presiona cada chuleta firmemente en la mezcla de pan molido, de cada lado. Sacude el exceso de pan molido.

  7. 7

    Coloca cada chuleta en el sartén, siendo cuidadoso de no encimarlas. Si lo haces, evitarás que se cocinen uniformemente y harás que sea muy difícil poder voltearlas.

  8. 8

    Fríe las chuletas de seis a siete minutos de cada lado. No las sobrecalientes. Las chuletas bien cocinadas deben de estar firmes, pero aún así suaves cuando las presiones.

  9. 9

    Coloca las chuletas en una rejilla para que enfríen. Esto mantendrá al pan crujiente. Para preservar las chuletas jugosas, déjalas reposar por cinco minutos antes de servir.

Consejos y advertencias

  • De acuerdo con USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos), el puerco debe cocinarse a una temperatura interna mínima de 145ºF (63ºC). Utiliza un termómetro de carne para determinar la temperatura.
  • En lugar de pan para empanar, puedes emplear Panko, polenta, hojuelas de puré de papa o hasta cereal molido.
  • Sirve las chuletas de puerco fritas en una sartén con papas a la francesa hechas en casa o papas rostizadas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles