La mejor manera de remover el óxido de tus muebles de cromo

Escrito por gryphon adams | Traducido por celina de freitas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La mejor manera de remover el óxido de tus muebles de cromo
Quita el óxido de tus muebles. (rust image by Stanislav Halcin from Fotolia.com)

Quitar el óxido de los muebles de cromo constituye todo un desafío. Estos muebles se ven elegantes, contemporáneos o retro y mucho mejor cuando brillan. La humedad daña el metal y la mayor parte del daño en el cromo se genera por el óxido. A medida que va empeorando, el cromo se descascara y el metal que está debajo se corroe produciendo las indeseadas escamas debido al deterioro del acabado. Mejorar esta situación está a tu alcance. Utiliza productos diseñados para limpiar y lustrar el cromo para lograr una apariencia mejor.

Otras personas están leyendo

Evaluación

Examina el daño del óxido y evalúa el valor del objeto. Si tienen un estilo añejo o es una pieza de colección, pide ayuda a un profesional. Si lo limpias incorrectamente, puedes quitar la posibilidad de reventa de un artículo de colección. El óxido poco avanzado te mostrará el mayor avance. Usa una luz fuerte y focalízate en las partes que están más oxidadas. Una superficie picada y dispareja indica corrosión y los descascaros color plateado que se despegan de la superficie dan cuenta de que el cromo está deteriorado.

Limpieza

Limpia la superficie oxidada con un jabón suave y agua. Puede ser detergente si hay mucha suciedad causada por el óxido para lograr mejorar el daño. Con un trapo, enjuaga y seca el cromo con cuidado. Si hay corrosión o la superficie está picada, no podrás restaurar el cromo aunque quites todo el óxido. Dale Dorman, especialista en casas de la extensión de la universidad de Georgia, aconseja raspar suavemente el cromo oxidado con un polvo para pulido, el cual se consigue en las ferreterías.

Quita el óxido

Utiliza un removedor de óxido tal como indica el producto. Raspa suavemente la superficie oxidada con movimientos circulares utilizando un trapo suave (por ejemplo una blusa o un trapo de microfibra) para quitar la mayor cantidad de óxido posible. También puedes ayudarte con lana de acero fina, pero recuerda no hacer demasiada presión para no rayar el cromo. Utiliza un trapo húmedo y limpio para retirar el óxido y la suciedad. Observa los resultados. Si el óxido se ha quitado exitosamente, aplica un pulidor para cromo y lustra para obtener el brillo final. Retira cualquier exceso con un trapo suave. Si aún continúa la corrosión o las picaduras de óxido, considera darle un retoque a tu mueble de cromo con pintura plateada. Usa un pincel de cerdas finas para aplicarla con cuidado. Deja secar.

Protección

Para proteger el cromo usa un trapo suave y limpio para aplicar una capa fina de aceite mineral. Esto hará que brille más y lo protegerá del daño provocado por la humedad y el óxido. Para obtener mejores resultados, aplica aceite mineral nuevamente cada dos meses o más seguido en donde se presenten condiciones de humedad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles