¿Cuál es la mejor manera de remover tus uñas acrílicas sin lastimarte?

Escrito por stephanie cai | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuál es la mejor manera de remover tus uñas acrílicas sin lastimarte?
Puedes remover tus uñas sin ningún dolor. (Creatas/Creatas/Getty Images)

Las uñas acrílicas o las uñas falsas son una manera de conseguir uñas largas de forma rápida. Usualmente hechas por una manicura, las uñas falsas te dan una apariencia pulcra. Sin embargo, aplicarlas causa que tus uñas reales por debajo se debiliten. Aunque éstas pueden durar un largo período debes removerlas cada par de meses para dejar que tu uña real respire. Remover las uñas falsas también es una precaución para evitar que crezcan hongos entre la uña real y la falsa. Cuando estés lista para quitarte las uñas, puedes hacerlo sin ningún dolor.

Otras personas están leyendo

Con acetona

Si no puedes hacer un viaje al salón de belleza, pero necesitas remover tus uñas falsas puedes hacerlo en casa. Necesitarás un removedor de esmalte de uñas con acetona. El remover de esmalte debe tener un grado profesional, ya que necesitas que sea fuerte para remover las uñas falsas. Vierte la acetona en un tazón de vidrio o de metal y sumerge tus uñas por 15 minutos. Puedes quitar las capas de acrílico con una toalla de papel o con una lima. Repite el proceso de sumergir y limar. También puedes sólo remojar tus uñas por 15 minutos e intentar quitar la uña falsa. Si no sale fácilmente eso significa que el adhesivo todavía no se ha derretido.

En el salón

Puedes ir al salón de belleza para hacer que te quiten las uñas de manera profesional. Las manicuras saben removerlas sin lastimarte a ti o la superficie de tu uña. Por un recargo, puedes hacer que te quiten tus uñas falsas y luego hacer que tus uñas reales sean profesionalmente limadas para darles forma. Ir al salón puede ser una opción si también quieres consentirte. No dejes que tu manicura levante tus uñas falsas sin haberlas sumergirlas en acetona. Esto hace que tus uñas reales se lastimen y se dañen.

Otro método con acetona

Si no deseas sumergir tus manos en un tazón con acetona puedes probar este método. Sumerge 10 bolas de algodón en acetona hasta que estén completamente empapadas. Coloca una bola de algodón sobre cada uña y envuelve el dedo con tiras de papel aluminio. Envuelve cada tira tan fuerte como sea posible. Espera de 20 a 30 minutos. Pela la envoltura de aluminio de las uñas acrílicas una a la vez y raspa el acrílico con un palito para cutículas o con un palito de naranja. Debería de salir fácilmente, sin embargo, si todavía encuentras algunas uñas pegadas límalas con tu pulidor para uñas. Lava tus manos para eliminar el residuo de goma y acetona y coloca loción sobre ellas.

Cuidado de las uñas

Una vez retires las uñas falsas deja que las uñas reales respiren. A veces las uñas naturales quedan sensibles, dependiendo en cuánto tiempo tuviste tus uñas falsas puestas. Tus uñas naturales estarán débiles y quizá propensas a agrietarse o romperse durante las primeras semanas. Es vital hidratar tus manos y mantener tus uñas naturales limadas de manera uniforme, para evitar que se enganchen en algún lado. También puedes aplicar una capa de endurecedor de uñas para fortalecerlas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles