El mejor régimen de cuidado para el pelo negro

Escrito por zoe london | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El mejor régimen de cuidado para el pelo negro
(Creatas Images/Creatas/Getty Images)

Cuando entiendas que el pelo negro tiene necesidades básicas muy diferentes que las del pelo naturalmente liso, puedes crear un régimen que funcione para ti. Tu meta principal debería ser conseguir unos mechones sanos, pero no tienes que sacrificar un estilo fabuloso. El pelo bien mantenido requiere trabajo, especialmente mientras crece. Diseña una rutina que encaje en tu estilo de vida y cíñete a ella para conseguir una cabeza repleta de un cabello sano que luzca tan bien como se siente.

Otras personas están leyendo

Limpiar y acondicionar

El pelo negro tiene requerimientos de lavado y acondicionado diferentes que los del pelo naturalmente grasiento y/o fino. Dado que el pelo negro suele ser seco, evita lavarlo a diario. Limpia sólo una vez o dos por semana con un champú hidratante suave. Hacerlo más que ésto puede llevar a una sequedad extrema y a la rotura. Sigue siempre una sesión de champú con un acondicionador hidratante. Añade un tratamiento acondicionador en profundidad de una a cuatro veces al mes.

Peinar

Relajado o natural, no deberías exponer tu pelo natural a demasiado calor en la forma de peines de presión, planchas alisadoras y rizadoras. Cuanto más calor pongas en tu pelo, mayor será la sensación de sequedad. Si tienes un cabello liso, enróllalo por la noche para mantenerlo suave. Por la mañana, no necesitarás nada para peinarlo; enrollarlo es como alisarlo sobre un rulo grande, y los extremos serán ligeramente levantados. Si tu pelo es natural, lleva estilos protectores ocasionalmente. Trenzas, moños, retorcido, con cuernos y extensiones, todo ello protegerá tu pelo de los elementos y de los materiales duros. Esto protege las puntas y previene las roturas y las aberturas.

Productos

Aparte de usar champú hidratante y acondicionador, aplica hidratación a tu pelo cuando lo necesites. Ésto puede ser cada día o cada dos días. Presta especial atención a las puntas de tu melena para que no se sequen y se vuelvan quebradizas. Evita los productos con petróleo; en vez de eso, busca ingredientes naturales cuando sea posible. El coco, los aceites de oliva y jojoba son todos adecuados para hidratar el pelo negro. También deberías ceñirte a los geles con base de agua que no contengan alcohol.

Recortar

Recortar las puntas de tu pelo regularmente lo mantiene sano, dado que te libras de las puntas secas y/o abiertas que pueden ir subiendo por tu melena. Cuanto menos le hagas a tu pelo, menos necesitarás recortarlo. Si le pones color o calientas, necesitarás ser más diligente con los recortes que las mujeres que llevan estilos protectores la mayor parte del tiempo y no aplican químicos o calor a sus mechones.

Cuidado nocturno

Cubre siempre tu pelo por la noche con un material deslizante como la seda o el satén. Lleva una boina, gorra o rejilla. Si no quieres cubrir tu pelo, duerme sobre una almohada de seda o de satén. Es preferible a dormir sobre algodón, que puede tirar del pelo y quitarle sus aceites naturales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles