DESCUBRIR
×

La mejor solución casera para limpiar los hongos y el moho

Actualizado 21 febrero, 2017

El moho y los hongos pueden crecer en una variedad de superficies alrededor del hogar, desde la cabina de la ducha, a la humedad de los sótanos oscuros. El crecimiento es típicamente el resultado de condiciones húmedas donde el agua se asienta durante un período prolongado de tiempo. El moho y los hongos crecen rápidamente y no desaparecerán por su propia cuenta. Por eso es importante una limpieza a fondo y eliminar el crecimiento. Utilizar accesorios básicos del hogar que tienes a la mano, completará esta tarea.

mold on petrified wood image by MAXFX from Fotolia.com

Vinagre blanco

El vinagre blanco se encuentra en muchas despensas y funciona bien como eliminador natural del moho y los hongos. Para utilizar el vinagre, llena una botella de aerosol con el líquido y rocíalo directamente sobre el crecimiento de moho u hongos. Déjalo secar, lo que debería tomar alrededor de una hora y repite la aplicación. Llena una cubeta con agua caliente y un chorrito de jabón para trastes y frota el área con un cepillo de nailon rígido.

Jug with cork image by Nikolai Sorokin from Fotolia.com

Blanqueador con cloro

El cloro es una forma con base química para quitar el moho y a menudo está a la mano en el hogar. Llena una botella de aerosol con el blanqueador de cloro básico que utilizas para blanquear tu ropa y rocíalo sobre todo el crecimiento de moho u hongos. Una vez más, deja secar el blanqueador y repite según sea necesario. Frota el área con un cepillo de nylon exfoliante jabonoso para eliminar cualquier resto de esporas.

bleached image by Daniel Kuliński from Fotolia.com

Blanqueador de oxígeno

El blanqueador de oxígeno es una alternativa natural para el blanqueador de cloro y de nuevo, a menudo es encontrado en la casa como un suministro de limpieza. Para utilizar este tipo de blanqueador, mezcla 1 taza de blanqueador de oxígeno en una botella de aerosol con 1 taza de agua. Agita la solución para mezclar los ingredientes y rocíalo todo sobre el área con hongos o enmohecida. Déjala reposar hasta secar y vuelve a aplicar como sea necesario. Una vez más, sumerge un cepillo en agua caliente jabonosa y frota el área para una limpieza final.

spray image by Olga Chernetskaya from Fotolia.com