Cómo mejorar uñas y cutículas gruesas

Escrito por nicole schmoll | Traducido por fiona gillespie
Cómo mejorar uñas y cutículas gruesas

Suavizar las cutículas es una tarea muy simple si tienes los materiales correctos.

Pixland/Pixland/Getty Images

Las uñas gruesas y rotas o las cutículas sobrecrecidas pueden ser arregladas rápidamente con una manicura. Mientras muchas personas pagan por este servicio, puedes hacerlo tu misma en tu casa con unos cuantos materiales básicos e instrucciones. Con las herramientas correctas, puedes empujar tus cutículas de vuelta a su lugar para que parezcan saludables y delicadas. También puedes alisar las puntas de tus uñas para que no parezcan sucias y gruesas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un quitaesmalte
  • Hisopos
  • Algodones
  • Un palo pequeño de madera para cutículas
  • Una toalla de algodón
  • Una lima
  • Una crema para cutículas
  • Un recipiente pequeño con agua tibia
  • Una brocha con cerdas suaves
  • Una pierda pómez
  • Un esmalte (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Examina tus dedos hasta que veas un poco de piel emergiendo en la base de tu dedo en cada uña; ésta es la cutícula. Sumerge un hisopo en quitaesmalte y remueve el esmalte de tus uñas. Evita tocar las cutículas con el quitaesmalte ya que las puede secar aún más.

  2. 2

    Envuelve la punta de un pequeño palo de madera para cutículas con un algodón y sumérgelo en quitaesmalte. Frótalo por las esquinas de tus uñas para quitar cualquier marca de esmalte en tus uñas.

  3. 3

    Lava bien tus manos con agua tibia y jabón para sacar el quitaesmalte. Sécate las manos con una toalla de algodón.

  4. 4

    Decide qué tan largas quieres tus uñas. Elige un largo cómodo como 1/4 a 1/2 pulgadas (0,6 cm a 1 cm) de las puntas de tus dedos o el largo que pienses que no intervendrá con tus responsabilidades del día a día. Usa una lima para limarlas a ese largo. Coloca la lima sobre la punta de la uña y lima hacia el centro de cada una, moviendo la lima en una sola dirección.

  5. 5

    Lima tus uñas hasta que estén redondas como una luna creciente. Aplica 1/2 cucharadita o tres gotas de crema en cada cutícula.

  6. 6

    Remoja tus dedos en el recipiente de agua tibia con jabón durante 10 minutos, para suavizar las cutículas y aflojar la suciedad y polvo que haya quedado en los dedos después de limar.

  7. 7

    Seca tus manos. Pasa la brocha de cerdas suaves por tus uñas y cutículas para quitar la piel muerta. Frota la piedra pómez alrededor de tus uñas, donde la piel de tus dedos se encuentra con los costados de tus uñas, para suavizar cualquier dureza que haya quedado.

  8. 8

    Empuja tus cutículas hacia tu piel con un palo de madera. Pásalo debajo de cada uña para quitar cualquier suciedad que haya quedado debajo de las uñas.

  9. 9

    Pule cada uña para darle más brillo a las uñas y mueve el pulidor en una dirección. Deja que tus uñas descansen un día y píntalas al día siguiente.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media