Cómo mejorar tu discurso y hablar con confianza en toda ocasión

Escrito por ehow contributor | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mejorar tu discurso y hablar con confianza en toda ocasión
La confianza de un orador es el resultado de la práctica y el conocimiento del tema. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Si te tiemblan las rodillas y pierdes la voz justo antes de comenzar a hablar frente a un grupo, entonces es hora de cambiar. Hablar con confianza necesita un poco de práctica, mejorar los patrones de discurso y tener pasión por el tema del que hablas. Gana confianza y conviértete en el hablador carismático que siempre quisiste ser siguiendo unas cuantas técnicas que puedes practicar para mejorar tu discurso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Espejo
  • Grabadora de voz

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Comienza practicando la articulación y enunciación al hablar. Usualmente, en el habla diaria, las personas unen las palabras. Al hablar frente a un grupo de personas, es necesario tener una articulación clara para que todos puedan entenderte. Descarga un set de frases de articulación por Internet como un recurso para tener ejercicios que puedas practicar todos los días. Imprime los ejercicios y practica decir las frases claramente y con pausas entre cada palabra todas las mañanas, preferiblemente frente a un espejo.

  2. 2

    Practica el control del volumen. Un buen orador modula su voz basándose en el contenido de su discurso. En el discurso normal, las personas hablan más duro cuando están emocionadas por algo y más suave cuando están tristes. Usa el mismo proceso de pensamiento para cambiar la cadencia de tu discurso al presentarte frente a un grupo de personas. Una buena manera de hacerlo es grabarte hablando. Escucha las grabaciones y observa si suenas conversacional y atrayente o monótono y aburrido.

  3. 3

    Inyecta pasión a tu discurso y habla sobre temas que te importen. Tu audiencia es la razón por la que estás en el púlpito o al frente del salón. Haz contacto visual. Habla con las personas en vez de a las personas. Relájate y camina alrededor. Practica hacer esto frente a amigos para que puedan darte consejos sobre cómo mejorar. Cuenta historias y bromas para personalizar tu tema. Pregúntale a la gente si tiene preguntas.

  4. 4

    Comienza tu discurso resumiendo el tema del que vas a hablar y termina la presentación con un resumen de lo que cubriste para ayudar a tu audiencia a retener los puntos claves de lo que estás tratando de transmitir. Si estás usando un programa para hacer presentaciones, muestra un set de viñetas con los puntos claves en la diapositiva inicial y final.

  5. 5

    Al final de tu charla, si es apropiado, dale a tu audiencia un enlace a tu página web o acceso a tu información de contacto para que puedan hacerte cualquier pregunta futura y mantener el dialogo.

  6. 6

    Diviértete hablando con tu audiencia. Puede ser un verdadero placer tanto para el orador como para la audiencia cuando todo el mundo está relajado y disfrutando de la presentación.

Consejos y advertencias

  • Ingresa en una clase para hablar en público o para dar discursos en la universidad local de tu comunidad o en un centro de educación continua para ganar experiencia para hablar frente a grupos.
  • Considera hacer una terapia de discurso si tienes problemas específicos que quieres corregir.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles