Cómo mejorar la función hepática

Escrito por carolyn blount brodersen | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

El hígado ejerce en nuestro organismo la función de quemador de grasas y desintoxicante. Es la bestia de carga de la que depende buena parte de nuestra salud y, pese a ello, demasiado a menudo nos olvidamos de él. Si alguna vez una enfermedad te ha afectado al hígado -como me ocurrió a mí-, habrás podido comprobar que es así y, además, habrás sufrido durante mucho tiempo hasta su total recuperación. Dos buenas noticias: el hígado, al contrario de lo que ocurre con otros órganos, puede regenerarse a sí mismo; por otra parte, con tu trabajo puedes conseguir fortalecerlo y limpiarlo, mejorando así tu salud general.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Alimentos buenos para el hígado, detallados más abajo
  • Agua depurada
  • Suplementos que mejoran la función hepática, detallados más abajo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Sigue un programa de depuración interna dos veces al año. Puedes encontrar equipos para hacerte una limpieza de colon en Internet o en alguna tienda naturista de tu localidad. Normalmente, estos equipos contienen una combinación de fibras, hierbas depurativas y purificadores de la sangre. Algunos productos de marcas famosas son: Colonix, de Dr Natura; Perfect Cleanse, de Garden of Life; y CleanseSmart, de Renew Life. Investiga antes de comprar nada y de realizar la limpieza. Sigue las indicaciones meticulosamente y ten presente que es posible que experimentes algunos efectos secundarios molestos (hinchazón, flatulencia, náuseas) que, normalmente, remitirán con el tiempo. Una limpieza de colon ayudará a tu hígado a trabajar mejor.

  2. 2

    Bebe agua depurada; tanto cuando estés llevando a cabo la limpieza interna, como cuando estés fortaleciendo tu función hepática, toma la cantidad que se ajuste a tu talla y nivel de actividad. El agua ayuda al hígado a realizar su trabajo de desintoxicación. Pero tampoco te excedas bebiéndola. Equilibra la ingesta de agua con una cantidad razonable de sal. El hígado necesita cierta cantidad de sal para hacer su trabajo. El Departamento de Agricultura de EE.UU. recomienda consumir 1500 mg por día (1,5 g).

  3. 3

    Toma cada día suplementos que ayuden a reparar el hígado. Puedes elegir entre: cardo de leche (silimarina), vitamina C, ácidos grasos omega-3, zinc, calcio y cúrcuma, entre otros. Consulta a tu médico para averiguar las dosis adecuadas.

  4. 4

    Reduce la ingesta de azúcar y evita el consumo de edulcorantes artificiales. En su lugar, deléitate con la fruta y, si quieres endulzar algo, utiliza miel, melaza o néctar de agave.

  5. 5

    No tomes la comida sobrante si se ha cumplido su fecha de seguridad. En HomeFoodSafety.org encontrarás una estupenda tabla para calcular la seguridad de las sobras, que puedes imprimir y poner en tu frigorífico. Esta tabla te informa sobre el tiempo máximo recomendado que diversos alimentos pueden pasar refrigerados sin que su consumo suponga un riesgo para la salud.

  6. 6

    Mantente cerca del peso ideal que corresponda a tu constitución física. El exceso de peso supone una sobrecarga para tu hígado y puede conducir a una enfermedad llamada "hígado graso" o EHNA (esteatohepatitis no alcohólica). Un hígado graso es un hígado sometido a presión. En LiverDoctor.com podrás encontrar información muy útil sobre esta enfermedad.

  7. 7

    Evita los alimentos procesados (p. ej: nuggets de pollo o platos congelados). Elimina de tu dieta toda la carne en conserva (p. ej: embutidos o perritos calientes). Ten cuidado con las comidas ricas en grasas saturadas o con aquellas que contengan grasas trans. Si puedes, limita la ingesta de cafeína.

  8. 8

    Come en abundancia frutas y verduras crudas; no solo son beneficiosas por su aporte de fitonutrientes, sino que también ejercen una ayuda indirecta al prevenir el estreñimiento. Incluye en tu dieta cereales integrales, como arroz, quinua, cebada o avena. Si puedes, toma legumbres dos días a la semana; todas ellas tienen mucha fibra y, en concreto, las lentejas y la soja son ricas en proteínas. Come yogur regularmente, con el fin de reponer las bacterias beneficiosas de tus intestinos, y/o toma algún suplemento probiótico (favorecedor de la flora intestinal). Bebe vinagre de sidra de manzana puro para que la digestión sea más ligera. No te olvides de los frutos secos y de las semillas como fuente esencial de proteínas. Elige grasas saludables, como aceite de oliva, aguacates, pescado y aceites de frutos secos. Condimenta tus platos con ajo y cúrcuma, como se hace, por ejemplo, el curry hindú.

  9. 9

    Lava tus manos regularmente para evitar que penetren en tu cuerpo más gérmenes de lo normal. Extrema las precauciones cuando trabajes con carne cruda y marisco. Utiliza el hilo dental para extraer las bacterias nocivas acumuladas entre los dientes. Visita al higienista dental dos veces al año para hacerte una limpieza dental.

  10. 10

    El alcohol hace trabajar demasiado al hígado; lo mismo ocurre con los contaminantes ambientales, como lejía, amoníaco y otros productos de limpieza domésticos. Cuando pintes en casa, asegúrate de comprar una pintura de látex que apenas tenga olor -cuestan un poco más, pero el gasto merecerá la pena-. Evita los medicamentos, con o sin receta médica, que puedan someter a tu hígado a un esfuerzo excesivo, como por ejemplo, las estatinas utilizadas para bajar el colesterol, que también bajan el colesterol bueno y, por lo tanto, no son buenas para el hígado; o el ibuprofeno y el acetaminofeno, que también son perjudiciales para este órgano.

Consejos y advertencias

  • Debes tener algo bien presente: no puedes esperar que este régimen para mejorar la función hepática te vaya a resultar beneficioso haciéndolo una sola vez. Pero si lo realizas sistemáticamente a lo largo del tiempo, verás como tu hígado funciona mejor. ¡Sé perseverante y no lo dejes nunca!
  • No olvides consultar con tu médico antes de someterte a cualquier tipo de régimen, incluido el aquí descrito.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles