Cómo mejorar el GFR con dieta

Escrito por linda tarr kent | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mejorar el GFR con dieta
Comer una dieta sana podría mejorar la salud renal. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Tu TFG, o tasa de filtración glomerular, es un indicador de cómo están funcionando tus riñones. Una prueba calcula cuánta sangre pasa a través de los glomérulos, que son pequeños filtros en los riñones, cada minuto. Aunque una reducción en la función renal normalmente no se puede revertir, a veces puede retrasarse o impedir el avance de tu enfermedad de riñón. En las etapas tempranas, los cambios en la dieta junto con la medicación pueden ayudar a prolongar la vida de los riñones. Consulta a tu médico antes de cambiar tu dieta y para determinar el mejor medicamento para ti.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cereales integrales
  • Agua
  • Frutas
  • Verduras
  • Productos lácteos bajos en grasa
  • Carnes magras
  • Grasas monoinsaturadas
  • Grasas polisaturadas
  • Alimentos bajos en sodio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Aumenta la cantidad de agua que consumes a menos que estés con diálisis. Cambia el agua por otras bebidas, como los refrescos. Abstente de beber más de una pequeña bebida alcohólica al día si eres mujer y dos bebidas alcohólicas pequeñas diariamente si eres hombre. Determina tu mejor ingesta diaria de líquido con tu médico. Limita tu ingesta de líquidos en lugar de aumentarla si estás con un tratamiento de diálisis basado en las recomendaciones de tu médico.

  2. 2

    Limita la cantidad de sodio que consumes. Cuando la salud del riñón es deficiente, el líquido y el sodio extra se acumulan en el cuerpo. Sustituye las especias y las hierbas por la sal de mesa. Cambia los bocaditos salados como las galletas saladas y las papas fritas por palomitas de maíz sin sal. Elije carnes frescas en lugar de embutidos. Elije alimentos envasados que sean bajos en sodio. Revisa las etiquetas de los alimentos en los alimentos procesados, enlatados y congelados. Esta estrategia es importante si está con un tratamiento de diálisis. El sodio también plantea riesgos para la presión arterial alta que puede conducir a tener insuficiencia renal.

  3. 3

    Reduce la cantidad de alimentos grasos y altos en calorías que consumes. Por ejemplo, elije carne magra en lugar de cortes grasos. Reduce la cantidad de aceite, margarina, mantequilla, manteca y aderezos que utilizas. Elije productos lácteos bajos en grasa. Los alimentos de calóricos alto y grasos aumentan el riesgo de padecer hipertensión arterial y obesidad, que a su vez son factores de riesgo de empeoramiento de tu enfermedad renal. Selecciona de manera más frecuente grasas monoinsaturadas y poliinsaturados.

  4. 4

    Aumenta la cantidad de frutas y verduras que consumes. También debes comer alimentos de cereales integrales como pasta integral y pan en lugar de productos como el pan blanco que están hechos de cereales refinados. Este tipo de alimentos aumenta tu estado general de salud y ayudará a que mantengas un peso saludable, que a su vez ayuda a la salud de los riñones, observa Australian State Government of Victoria’s Better Health Channel.

  5. 5

    Consulta a tu médico para determinar si es necesario una dieta baja en proteínas o una dieta alta en proteínas. Si no has comenzado la diálisis, el médico puede recomendarte comer sólo un gramo de proteína por 2,2 libras de peso corporal diariamente (1 kilogramo). Si estás en diálisis, consume entre ocho y 10 onzas de proteína diariamente (226 y 283 gramos), o la cantidad recomendada por el médico, según MedlinePlus.

Consejos y advertencias

  • Consulta con un dietista para determinar el mejor enfoque dietético para mejorar la salud renal y la tasa de filtración glomerular.
  • Si tienes una enfermedad renal, altera tu dieta con la ayuda de un profesional de la salud.
  • Puede que necesites limitar la cantidad de fósforo que consumes, lo que significa limitar el consumo de productos lácteos. Consulta a tu médico para obtener orientación sobre este tema.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles