DESCUBRIR
×

Cómo mejorar la memoria y la concentración en los jóvenes

Actualizado 21 noviembre, 2016

Aunque la memoria y la concentración trabajan juntas, una no sigue necesariamente a la otra. La memoria es la habilidad para recordar información. La concentración se refiere a la habilidad para concentrar tu capacidad mental en un problema o tarea. Los jóvenes pueden tener dificultades con ambas cosas debido a factores de estilo de vida o incluso a las hormonas. Ayudar a los jóvenes a mejorar su memoria y concentración aumentará su rendimiento en la escuela, trabajo e incluso en sus relaciones.

Instrucciones

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images
  1. Asegúrate de que los adolescentes duerman bien tan frecuentemente como sea posible. Ir a la cama tarde una noche no arruinará a la larga la concentración del adolescente, pero un patrón de privación del sueño puede causar confusión. La consolidación clave de la construcción de la memoria ocurre durante los periodos más profundos de sueño.

    David De Lossy/Photodisc/Getty Images
  2. Haz que los adolescentes ejerciten regularmente para mejorar sus niveles de oxígeno en el cerebro, aumentar la química del cerebro y proteger las células cerebrales.

    Ryan McVay/Photodisc/Getty Images
  3. Asegúrate de que los adolescentes tengan una vida saludable y socialmente activa. Las relaciones positivas y las vidas socialmente activas están asociadas a menos problemas de memoria en la vida. Además, es mejor si puedes combinar esto con las risas. La risas activan regiones del cerebro.

    Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images
  4. Mantén bajos los niveles de estrés de los adolescentes para proteger la memoria y la concentración. Cuando es crónico, el estrés puede dañar las células de memoria e incluso el hipocampo o la zona del cerebro responsable de generar nuevos recuerdos y de recuperar los viejos. La meditación puede ayudar a los adolescentes a relajarse y bajar los niveles de estrés.

    Todd Warnock/Photodisc/Getty Images
  5. Proporciona una dieta saludable a los adolescentes, especialmente comidas que mejoren el cerebro como los alimentos ricos en omega 3 y los vegetales altos en antioxidantes. Además reduce al mínimo los alimentos grasos y asegúrate de que eviten el alcohol u otras drogas que amenazan su salud y perjudican su memoria y concentración.

    Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images
  6. Crea una zona de trabajo libre de distracciones para que los adolescentes hagan los deberes de la escuela. Además, enséñales técnicas de concentración como utilizar múltiples sentidos, incluyendo la vista, el oído, el tacto y el olfato, en el proceso de aprendizaje. Otra forma de aumentar la concentración es intentar conectar nuevo material a la información que los adolescentes ya conocen. Deja que los jóvenes paren a intervalos e intenta hablar con ellos sobre lo que están leyendo para conseguir que recuerden mejor el nuevo material.

    Creatas Images/Creatas/Getty Images
  7. Anima a los adolescentes a que utilicen su tiempo libre para jugar a juegos de memoria o para hacer crucigramas. Estas actividades divertidas pueden aumentar las funciones del cerebro, mejorando tanto la concentración como la memoria.

    Creatas/Creatas/Getty Images