Cómo mejorar la respiración al nadar

Escrito por maggie mccormick
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mejorar la respiración al nadar
(Swimming image by Stana from Fotolia.com)

Cuanto mayor sea el control de la respiración al nadar, mejor será tu técnica. Naturalmente, incluso los nadadores aficionados desean ejercitar para mejorar su respiración. Convertirse en un mejor respirador requiere práctica, tanto dentro como fuera del agua. Afortunadamente, a medida que ejercites los músculos respiratorios, ganarás control sobre ellos y nadar te parecerá aún más fácil. Incorpora el entrenamiento de la respiración en tu rutina de natación y verás grandes resultados en tu fuerza y en el tiempo de nado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Haz ejercicios para el control de la respiración fuera del agua. Inhala el aire contando hasta 10, luego mantenlo por 10 segundos y, por último, exhala lentamente contando nuevamente hasta 10. Si esto te resulta fácil, inhala en 10, mantenlo durante 20 segundos y libéralo lentamente en un conteo de 20. Sigue ejercitando hasta llegar a los 30 segundos.

  2. 2

    Empuja todo el aire fuera de tus pulmones. Si no estás exhalando con tu cara dentro del agua, estás perdiendo tiempo valioso para respirar, ya que tienes que inhalar y exhalar en un período muy corto. Esto significa que no estás tomando un respiro tan profundo como podrías. En lugar de ello, asegúrate de exhalar todo el aire debajo del agua, así cuando levantas la cara para tomar un respiro, solo inhalas.

  3. 3

    Levanta tu cabeza solo hasta la altura necesaria. Quizás tienes una tendencia a girar demasiado la cabeza al tratar de respirar. Al nadar creas una bolsa de aire alrededor de tu cuerpo, donde el nivel del agua es más bajo que el nivel del agua en la piscina. Obtén el aire de esta zona.

  4. 4

    Practica juegos de hipoxia. El entrenamiento hipóxico significa hacer más ejercicio con menos oxígeno. Los atletas lo suelen usar cuando ejercitan en zonas de gran altitud, pero el entrenamiento también puede ser eficaz siendo un nadador. Si por lo general tomas una respiración por cada dos brazadas, oblígate a hacerlo a cada tres, cuatro o más. Esto puede ser difícil al principio, pero se hará más fácil con el paso del tiempo.

  5. 5

    Aprende técnicas de respiración bilateral. Si siempre respiras desde el mismo lado, corres el riesgo de tener una mala postura. Hacer esto provoca que, por lo general, tuerzas el brazo más para ese lado que para el otro. En la respiración bilateral, se alternan los lados al respirar. Comienza la respiración en el lado izquierdo y, después de tres brazadas, inhala desde el lado derecho. También puedes aumentar la cantidad de brazadas entre las respiraciones, haciendo que respires después de cinco o siete de ellas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles