Cómo mejorar tu técnica de natación

Escrito por mark s. baker | Traducido por martin santiago
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mejorar tu técnica de natación
Aumentar la distancia que recorres por brazada mejorará considerablemente tus tiempos. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Uno de los errores más comunes que un nadador comete a la hora de aprender a nadar o tratar de mejorar sus tiempos, es incrementar la fuerza con la que mueve sus brazos en el agua. Sin embargo, cuando llega al otro extremo, descubre que no ha mejorado su tiempo y, en algunos casos, ha terminado a un ritmo más lento. Esto se debe a que nadar más fuerte no mejora tus tiempos; nadar de manera inteligente lo hace. Aprende a utilizar las técnicas adecuadas de respiración y de movimientos del brazo y serás capaz de mejorar tu técnica de natación.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Aprende a respirar en el momento adecuado, lo que ayudará a tu flotabilidad. Por ejemplo, al nadar estilo libre, debes ser capaz de exhalar mientras tu cara está todavía en el agua para que puedas tomar una respiración profunda y completa cuando te voltees hacia un lado en tu próxima brazada. Practica tus técnicas de respiración cuando no estés trabajando en movimientos o brazadas específicas, como por ejemplo durante el tiempo del calentamiento.

  2. 2

    Mantén tu cuerpo tan estrecho como sea posible mientras nadas. Entre brazadas, déjate deslizar con un brazo extendido frente a ti y el otro a tu lado por una fracción de segundo antes de cambiar de brazos. Repite esto a lo largo de toda la carrera.

  3. 3

    Aprende a balancearte en tu centro de flotación mientras estés en el agua. Logra esto empujando conscientemente la parte superior de tu pecho en el agua, lo que llevará tus caderas más arrriba y más cerca de la superficie y reducirá la resistencia que creas en el agua.

  4. 4

    Gira tu cuerpo de lado a lado cuando estés nadando con algunos de las brazadas no reglamentadas, como el estilo libre o espalda. Gira tu cuerpo en la dirección opuesta inmediatamente antes de traccionarte a ti mismo a través del agua con tu brazo.

  5. 5

    Mantén tus manos apuntando hacia el frente mientras las llevas hacia adelante en la brazada y señala hacia atrás cuando las lleves cerca de tu cuerpo al cambiar al otro brazo. Evita que se crucen al otro lado de tu cuerpo cuando te traccionas a ti mismo a través del agua, pues esto ejerce presión sobre tus hombros y puede causar movimientos torpes y pérdida de tiempo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles