Los mejores antioxidantes para el cáncer de linfoma

Escrito por janet contursi | Traducido por valeria garcia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los mejores antioxidantes para el cáncer de linfoma
El té verde es un poderoso antioxidante natural para el tratamiento del cáncer de linfoma. (ULTRA F/Digital Vision/Getty Images)

Los antioxidantes protegen al sistema inmunológico mediante la lucha contra el daño celular de radicales libres que conducen a los cánceres y las enfermedades crónicas. Los antioxidantes pueden beneficiar a pacientes con diferentes linfomas, cánceres de los glóbulos blancos del sistema inmunológico, mediante la desaceleración del crecimiento del tumor y mejorando los efectos de la quimioterapia. Según un informe de la "International Journal of Cancer", los antioxidantes también pueden reducir el riesgo de desarrollar linfoma. El estudio sugiere obtener antioxidantes a través de los alimentos en lugar de tomar suplementos.

Otras personas están leyendo

Curcumina

La curcumina es la sustancia que le da al cúrcuma su color amarillo. Ésta puede interferir con la fuente de energía necesaria por las células malignas, causando que esas células mueran. Un estudio de 2009 en "Expert Opinion on Investigational Drugs" concluye que la curcumina tiene potencial como tratamiento del linfoma, ya que puede suprimir el crecimiento del tumor, matar las células malignas e inhibir la metástasis.

Selenio

El selenio se encuentra en las nueces de Brasil, cereales, carne, pescado y huevos. Un informe en "Biological Trace Element Research", mostró que la selenita de sodio (una forma dietética de selenio) administrada junto con la quimioterapia elimina células más malignas de linfoma que la quimioterapia sola.

Beta-1, 3-glucano D

El Beta-1, 3-glucano D, que se encuentra en la avena, la cebada y la seta de reishi, shiitake y maitake, puede fortalecer el sistema inmunológico, mejorar la producción de células sanguíneas y matar células tumorales. De acuerdo a "The Journal of Experimental and Clinical Cancer Research", el beta 1,3 D-glucano puede beneficiar a pacientes de linfoma que están recibiendo tratamiento de quimioterapia ayudando al cuerpo a mantener la producción adecuada de células sanguíneas.

Coenzima Q10 (COQ10)

La CoQ10 es una sustancia que funciona como coenzima para generar energía celular y como un antioxidante para proteger las células. Los pacientes de linfoma generalmente tienen bajas cantidades de CoQ10 en la sangre. Esta sustancia puede ayudar a estos pacientes a aumentar su sistema inmunológico y los niveles de energía. El pescado graso, las vísceras y los cereales integrales son las mejores fuentes de CoQ10 natural.

Té verde

El principal polifenol antioxidante en el té verde es la catequina llamada galato de epigalocatequina (EGCG), un poderoso antioxidante. Un estudio de 2005 publicado en "Cancer Research" muestra que el EGCG inhibe el crecimiento de células de linfoma y promueve la muerte de las células tumorales.

Resveratrol

El resveratrol es un potente agente anticancerígeno. De acuerdo al "International Journal of Oncology", éste interfiere con las vías de células malignas, impidiendo que proliferen. El estudio sugiere que el resveratrol puede ser útil en el tratamiento de los linfomas agresivos.

Luteína y zeaxatina

La luteína y la zeaxantina son carotenoides que se encuentran en las verduras de hoja verde, las yemas de huevo, el kiwi y el maíz. Un estudio de 2006 en el "American Journal of Clinical Nutrition" encontró que las personas que tomaban una dieta rica en estos antioxidantes tenían un riesgo menor de desarrollar el linfoma no-Hodgkins.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles