Los mejores discursos políticos de todos los tiempos

Escrito por jessica morelock | Traducido por juan orduna
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los mejores discursos políticos de todos los tiempos
Independientemente de si utilizan la oportunidad, a los políticos y los activistas políticos se les da una plataforma para compartir ideas importantes. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Los discursos políticos, ya sean discursos formales de un presidente, discursos de campaña o discursos de oposición, han sido comunes desde el nacimiento de los Estados Unidos. Aunque muchos discursos políticos son poco memorables y hay algunos que quisieras olvidar, sólo unos pocos se destacan como más que oratoria retórica utilizada como un medio para un fin. Los mejores discursos políticos llevan mensajes atemporales y se han convertido en parte de la corriente principal del pensamiento político estadounidense.

Otras personas están leyendo

Discurso de despedida de George Washington

Publicado el 19 de septiembre de 1796, el Discurso de Despedida de Washington, donde anunció que no buscaría un tercer mandato presidencial, sigue siendo uno de los mejores discursos políticos de Estados Unidos. Además de promover la unidad nacional, George Washington describe las pautas que él sentía que Estados Unidos necesitaba seguir mientras se movía hacia el futuro. Advirtió sobre los efectos nocivos de los partidos políticos, incluyendo que la "animadversión de una parte contra otra" puede eventualmente conducir a la inestabilidad. Washington también instó a la separación de Iglesia y Estado y sugirió que Estados Unidos evitara la deuda tanto como fuese posible. En el ámbito de asuntos exteriores, abogó por mantener una relación amigable con otras naciones, pero insistió en que los Estados Unidos no se involucrara en los asuntos de otros países ni hiciera alianzas permanentes.

Segundo discurso inaugural de Abraham Lincoln

Aunque el discurso de Gettysburg de Lincoln podría ser el discurso político más popular de EE. UU. porque honró conmovedoramente a aquellos que murieron en la Guerra Civil, su segundo discurso inaugural ocupa un lugar como los mejores discursos políticos. Lincoln pronunció este discurso el 4 de marzo de 1865, un mes antes de su asesinato. Señaló específicamente que los esclavos eran los "intereses poderosos" que causaron la guerra y recordó a la nación que ambas partes tenían la culpa. Lincoln dijo: "ambos leen la misma Biblia y oran al mismo Dios ... Él da tanto al Norte como al Sur esta terrible guerra como aflicción debido a aquellos por quienes vino la ofensa". En su conclusión, Lincoln anima a la caridad a todos, sin malicia, con el fin de curar las heridas causadas por la guerra.

Martin Luther King Jr.: "tengo un sueño"

Aunque Martin Luther King Jr. no era un político electo, no hay discusión de que la lista de los mejores discursos políticos estaría incompleta sin su "yo tengo un sueño". El ministro Bautista jugó un papel decisivo en la lucha por la igualdad en una época turbulenta en la historia de EE. UU., cuando "la vida del negro es aún tristemente lacerada por las esposas de la segregación y las cadenas de la discriminación". Después de ser arrestado por una protesta contra la segregación en Birmingham, Alabama, King organizó una protesta masiva en Washington, DC. Fue el último orador en la marcha del 28 de agosto de 1963. Su discurso, que se vio en las principales cadenas de televisión, fue fundamental para la introducción y aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964.

Discurso de despedida de Dwight D. Eisenhower

El discurso de despedida del presidente Dwight Eisenhower, también llamado discurso del complejo industrial militar de Eisenhower, fue entregado el 17 de enero de 1961. Su discurso advirtió de los peligros del acoplamiento de las fuerzas armadas con la industria armamentística nacional. Su mensaje puede resumirse en una cita, "el buen juicio busca el equilibrio y el progreso, la falta de él finalmente encuentra el desequilibrio y la frustración". Eisenhower advirtió "no podemos hipotecar los bienes materiales de nuestros nietos sin arriesgar la pérdida también de su herencia política y espiritual". En su lugar, Eisenhower promovió un divorcio entre las fuerzas armadas y las de la economía para que Estados Unidos pueda actuar con buen juicio en asuntos de guerra y paz. El prestigio y estatus de Estados Unidos dependen de la forma en que utilizan su poder tanto como de la cantidad del poder que tenga.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles