Las mejores maneras de detener una fuga del radiador

Escrito por wade shaddy | Traducido por maría j. caballero
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las mejores maneras de detener una fuga del radiador
No necesitas un mecánico para reparar pequeñas fugas del radiador. (radiator humor image by John Sfondilias from Fotolia.com)

Los radiadores son cruciales para mantener el motor fresco. Están equipados con aletas de enfriamiento muy finas que se dañan fácilmente. Si ves anticongelante en el suelo de tu garaje o ves volutas de vapor que se levantan de tu motor cuando éstas marchan al ralentí en una señal de parada, es probable que tengas una pequeña fuga en el radiador. No necesitas asustarte, las fugas pequeñas son fáciles de arreglar.

Otras personas están leyendo

Sellador para el sistema de refrigeración

La mejor manera de detener una fuga del radiador es mediante el uso de selladores para el sistema refrigeración. Puedes comprar estos pequeños tubos de gránulos o soluciones en cualquier tienda de partes de automóviles y la solución es permanente, si las fugas no son malas. Solo vierte un recipiente en el radiador mientras el vehículo está en marcha. Conduce o deja en marcha el coche por lo menos durante 10 minutos. Las partículas en el sellador para el sistema de refrigeración viajarán a la fuga. Cuando las partículas están expuestas al aire, se hinchan y sellan la fuga. Si un tubo no detiene por completo la fuga, pon otra botella de sellador en el radiador. Si aún así no se detiene la fuga, ésta es demasiado grande y tendrá que ser reparada por un mecánico.

Abrazaderas sueltas

Las abrazaderas del radiador pueden soltarse. Si no puedes decir de dónde está viniendo el anticongelante o parece que viene de las roscas, intenta apretar las abrazaderas con un destornillador Phillips. Aplica una cantidad moderada de presión, pero no tires de la pinza. Si tienes que usar demasiada fuerza al apretar la abrazadera, ésta está lo suficientemente apretada. La fuente de la fuga puede estar en otro lugar.

Cinta adhesiva

A menudo, cuando ves un charco de anticongelante debajo de tu vehículo no puedes decir de dónde viene. Si la fuga está viniendo de una de las roscas del radiador después de haber apretado la abrazadera, la fuga podría estar en la manguera de caucho. Las mangueras tienen una tendencia a saltar fugas donde se encuentra la abrazadera radiador. Para detener temporalmente una fuga en la manguera, quita la pinza del radiador y envuelve cinta adhesiva alrededor de la manguera. Cubre la fuga con varias vueltas de la cinta. Coloca la pinza de nuevo. Compra una nueva manguera cuando llegues a una tienda de partes de automóviles. Puedes conducir el vehículo durante aproximadamente una semana, pero después de eso, la manguera debe ser reemplazada.

Pimienta negra

Uno de los remedios más antiguos para fugas pequeñas en el radiador es la pimienta negra. Al añadir una o dos cucharadas de pimienta negra a tu radiador, puedes detener temporalmente una fuga pequeña. La pimienta se abre camino a través del sistema. Se alberga en el agujero y luego se hincha, sellando la fuga. Esto debe ser considerado como una solución de emergencia. Haz que tu radiador sea drenado y reparado por un mecánico a la primera oportunidad.

Pegamento epóxico

Si el radiador está frío y tiene un orificio de fuga pequeño en la parte exterior del radiador, repáralo temporalmente con pegamento epóxico. Limpia el área alrededor de la fuga. Asegúrate de que esté seca. Mezcla los dos compuestos que forman el pegamento epóxico y luego aplica una pequeña cantidad sobre el agujero. Deja que se seque durante 24 horas antes de conducir.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles