Hogar

Los mejores métodos de control de maleza usados en agricultura orgánica

Escrito por rachel murdock | Traducido por mariana palma
Los mejores métodos de control de maleza usados en agricultura orgánica

Los agricultores orgánicos eliminan o controlan malezas sin usar productos químicos.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Aunque los agricultores orgánicos se deben comprometer a evitar los métodos químicos de control de malezas, tienen que eliminar o reducir el número de estas últimas de sus campos para obtener buenos rendimientos. Los métodos orgánicos de control de malezas son la respuesta. Estos son más complicados que llenar un rociador con herbicida químico y aplicarlo, pero no contaminan el agua subterránea ni el suelo ni envenenan a organismos benéficos.

Trabajar con la azada y con cultivadores

Este es el método más común de control de malezas en la agricultura orgánica y es el mejor para muchas de las malas hierbas. Los agricultores usan cultivadores mecánicos para descalzar o enterrar malezas. Esto es similar a usar una azada en jardines pequeños, pero se usan tractores con accesorios para cortar y desenterrar malezas. Las herramientas modernas eliminan malezas del entresurco y del mismo surco durante la estación de crecimiento. Las hileradoras de disco arrojan tierra alrededor de la base de las plantas en crecimiento para enterrar las malezas. A veces las herramientas se montan sobre trineos entre las hileras para sembrar nuevos cultivos adecuadamente.

Eliminación de malezas con llamas

Los lanzallamas son excelentes para controlar las malezas, excepto los pastos. Este tipo de control de malezas usa llamas a temperaturas extremadamente altas para interrumpir el crecimiento de las malezas, reventando el interior de las células de las hierbas y provocando su muerte. La exposición al calor puede tomar sólo 1/10 de segundo antes de matar a la maleza. La mejor época para hacerlo es cuando las plantas del cultivo están más altas que las malezas, al principio de la temporada. Otro método de control que utiliza calor es la esterilización. Esto significa calentar el suelo para matar a las semillas de las malezas antes de sembrar el cultivo.

Corte

Este método se usa más a menudo fuera de los campos, pero puede usarse también adentro. Cortar las malezas dos o tres veces antes de semillar puede detener el crecimiento de muchas de las que son anuales y evitar que se reproduzcan. La siega es el método apropiado para detener el crecimiento y ciclo reproductivo de algunas malezas perennes. Este método requiere seguir un cronograma y conocer cada maleza para que pueda ser cortada en el momento apropiado.

Mantillos orgánicos y otras coberturas

Los agricultores orgánicos usan mantillos como heno, paja, hojas de árboles y virutas de madera para controlar las malezas sensibles a la luz. Estas sustancias también brindan refugio a insectos que se alimentan de semillas de malezas. Además de controlar a las malezas sensibles a la luz, los mantillos conservan la humedad del suelo, le agregan nutrientes de liberación lenta y evitan que se forme una corteza en la superficie. También sirven para controlar malezas de hoja ancha, pero no son efectivos para gramíneas y para plantas perennes que se reproducen a partir de tubérculos, bulbos o rizomas. El uso de plástico negro como mantillo es efectivo para detener a casi todas las malezas, pero no aporta nada al suelo, evita que la lluvia penetre a él y debe ser levantado y desechado después de la temporada de cultivo.

Control de la humedad

Algunos agricultores orgánicos manipulan la humedad para ayudar a controlar las malezas. Por ejemplo, riegan abundantemente un campo algunos días antes de sembrar el cultivo. Cuando las semillas de las malezas germinan, lo agricultores las eliminan y luego siembra el cultivo. Otro método de control por humedad involucra trabajar las dos primeras pulgadas de suelo (5 cm) para matar las malezas y luego dejar que la tierra se seque. Cuando esto sucede, los agricultores retiran esta capa superior, dejando el suelo húmedo inferior para sembrar. Esto permite que las plantas germinen sin tener que aplicar riego extra, lo que haría que crezcan las malezas.

Labranza

La labranza se completa después de haber cosechado un cultivo y antes de sembrar el siguiente. La labranza primaria rompe el suelo, mata las malezas y desarma los terrones, mientras que la labranza secundaria hace que el suelo tenga la textura adecuada para la siembra. Este método también reduce la calidad del suelo, por lo que no todos los agricultores lo usan para controlar las malezas. La elección de la herramienta de labranza se hace con base en el tipo de maleza a controlar. Por ejemplo, los arados de vertedera se usan para enterrar malezas, mientras que los de discos y los rotatorios se usan para cortarlas y enterrarlas parcialmente.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media