Los mejores suplementos para el tobillo quebrado o una rotura de ligamentos

Escrito por carson boddicker | Traducido por nicolás arellano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los mejores suplementos para el tobillo quebrado o una rotura de ligamentos
Las consecuencias que devienen de una lesión en un hueso pueden acelerarse con la alimentación adecuada. (X-ray of a broken leg bone image by alma_sacra from Fotolia.com)

Las lesiones, ya sea sobre los tejidos blandos o en los huesos del tobillo, requieren de cierto tipo de nutrientes para que sanen y se curen rápida y completamente. Desde el primer instante en que tu tobillo sufre una herida, el cuerpo experimenta, en primer lugar, la etapa inflamatoria, que incluye hinchazones y aumento de la temperatura; la etapa proliferativa, en la que la cicatriz comienza a desarrollarse; y, por último, la etapa reparadora, en la que los tejidos recuperan su fuerza. Durante cada período, existen algunos nutrientes que pueden vigorizar el proceso de recuperación y acortar el tiempo que tarda naturalmente el cuerpo en recuperarse.

Otras personas están leyendo

Controlar la inflamación con extractos de alimentos

La inflamación es una etapa clave en cualquier curación ya que ayuda a quitar los desechos que quedan alrededor de la herida y aumenta el flujo sanguíneo sobre el tobillo roto. Sin embargo, si la inflamación es muy grande, puede demorar un poco el tiempo que tarda en curarse un tobillo. Según John Berardi, un bioquímico especialista en nutrición, algunos suplementos dietarios pueden ayudar a controlar la inflamación y así acelerar el proceso de curación. El extracto de cúrcuma, de ajo o la bromelina son todos suplementos dietarios que se hacen a base de plantas y que contribuyen a disminuir en buena medida la inflamación. Durante las primeras etapas del tratamiento, incorpora la totalidad del suplemento que sirve para las lesiones del pie.

Controlar la inflamación con grasas

En la típica dieta que se consume en el oeste de Estados Unidos, el equilibrio entre los ácidos grasos omega-6 y omega-3 que debe tener el cuerpo se desvía principalmente hacia el omega-6. Según el investigador y autor de muchos libros sobre nutrición Dr. Barry Sears, una de las consecuencias más importantes es que este desequilibrio facilita el desarrollo de inflamaciones luego de las lesiones. Si consumes entre 3 a 9 gramos de cápsulas de aceite de pescado por día, manejarás con mayor facilidad la inflamación ya que cubrirá lo que te hace falta de omega-3. De la misma manera, si aumentas el consumo de aceite de oliva y disminuyes el de comidas procesadas y aceites de canela y de soja, lograrás el mismo efecto.

Controlar la inflamación con vitaminas

A medida que avanza una lesión en el tobillo o en los ligamentos, aumenta la demanda que el cuerpo hace sobre varias vitaminas que ayudan a controlar la inflamación y aceleran la curación de los tejidos que fueron dañados. Según la opinión de Berardi, un suplemento diario por 2 semanas de alrededor de las 10000 unidades internacionales (UI) de vitamina A y otro de vitamina C de entre 1 y 2 gramos, también todos los días, ayuda al proceso de curación. En general, después de las primeras 2 semanas, si llevas una dieta apropiada, la ingesta de vitamina A puede retirarse.

Ayudar al proceso de curación con minerales

El cobre y el zinc juegan un papel fundamental en el mejoramiento de la velocidad con que los tejidos blandos dañados se curan. Un suplemento de cubre de 2 a 4 miligramos diarios puede ayuda a mejorar la producción de elastina, un componente de los tejidos blandos del cuerpo que fortalece los tejidos conectivos. El zinc, que es clave en cientos de las enzimas y las reacciones que ocurren en el cuerpo, si se toma en una dosis diaria de entre 15 y 30 miligramos, se ha mostrado que coincide con el aumento de los procesos de curación y fortalece las conexiones del tejido blando.

Ayudar al proceso de curación con aminoácidos

Una combinación específica de aminoácidos puede ayudar a mejorar la velocidad con que los huesos quebrados y los ligamentos rotos se recuperan, porque mejoran la deposición de colágeno, una proteína de los tejidos clave ya sea en los huesos como en los ligamentos. Berardi recomienda que si mezclas en agua 2 dosis diarias de 7 gramos de L-glutamina, 7 gramos de L-arginina y 1,5 gramos de ácido β-hidroxi-β-metilbutírico, más conocido como HMB, aceleras la síntesis de colágeno en el cuerpo y esto se ha relacionado con un ritmo de curación más rápido de las lesiones. Berardi también indica que este suplemento se siga consumiendo 2 veces al día hasta después de las 3 primeras semanas después de la lesión, ya que, de esa manera, lograrás un estímulo mayor en el proceso de curación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles