Los mejores tipos de ejercicios tras un reemplazo total de rodilla

Escrito por michelle zehr | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los mejores tipos de ejercicios tras un reemplazo total de rodilla
Los ejercicios para un reemplazo total de rodilla pueden ayudarte a ganar movilidad de tu nueva rodilla. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

Un reemplazo total de rodilla es una opción para pacientes con artritis severa. Un reemplazo de rodilla se considera cuando el tratamiento conservador ha fracasado y hay dolor intenso todos los días. Durante tu reemplazo total de rodilla, el cirujano retira la porción dañada de la rodilla y la sustituye con piezas protésicas. Como parte de tu recuperación, tu médico te recomendará una serie de ejercicios de rango de movimiento y fortalecimiento para permitir una recuperación completa. Siempre sigue las instrucciones de tu médico y espera su aprobación antes de comenzar los ejercicios.

Otras personas están leyendo

Levantamientos de pierna

El levantamiento de piernas puede ayudarte a fortalecer los cuádriceps, músculos del muslo, y ayudar a prevenir la formación de coágulos de sangre después de tu reemplazo total de rodilla. Este ejercicio se puede realizar en la cama. Acuéstate con las piernas extendidas, en la medida de lo posible, frente a ti. Lentamente levanta la pierna afectada unos cuantos centímetros de la cama, apretando el músculo del muslo. Mantén esta posición durante un conteo de cinco a 10 segundos. Baja lentamente la pierna hacia la cama. Relájate y repite 10 veces.

Fortalecimiento de rodilla

Un ejercicio de enderezar la rodilla ayuda a mejorar tu movilidad después de la cirugía. Busca una pequeña toalla y enróllala a lo largo. Pon la toalla enrollada bajo tu talón. El talón no debe estar en contacto con la cama en absoluto. Al apretar el músculo del muslo, trata de extender completamente la rodilla afectada. Si es posible, toca la parte posterior de la rodilla con tu cama. Sostén la posición de la rodilla extendida para un conteo de cinco a 10 segundos. Relaja y repite. Completa una serie de 10 repeticiones. Si tu pierna se siente cansada, detén este ejercicio antes.

Extensión de rodilla sentado

La extensión de rodilla sentado te permite trabajar en la flexibilidad de tu rodilla nueva. Siéntate derecho en una silla con las rodillas dobladas y los pies firmemente plantados en el suelo delante de ti. Lentamente levanta la pierna afectada y endereza la rodilla tan lejos como te sea posible. Mantén esta posición durante un conteo de cinco segundos. Relaja y repite. Completa una serie de 10 repeticiones de este ejercicio.

Flexiones de rodilla parado

Las flexiones de rodilla parado te permiten recuperar la fuerza, así como la movilidad en la rodilla afectada. Párate derecho y ponte cerca de un mostrador, una mesa o el respaldo de una silla. Agarra este objeto de apoyo. Lentamente dobla la rodilla afectada hacia atrás de modo que el pie vaya en la dirección de tus nalgas. Trata de mover la pierna hacia atrás sin girar la rodilla hacia adentro o hacia afuera. Una vez que has doblado la rodilla en la medida de lo posible, mantén esta posición durante un conteo de cinco. Relaja y repite este ejercicio 10 veces.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles