Menopausia e indigestión

Escrito por bonnie bruneau | Traducido por itati paulina
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Menopausia e indigestión
Uno de los efectos secundarios de la menopausia es la indigestión. (lady reading your letter image by Peter Baxter from Fotolia.com)

Muchos efectos secundarios pueden ocurrir como resultado de la menopausia debido a que el cuerpo pasa por varios cambios hormonales. Uno de los efectos secundarios de la menopausia es la indigestión, que es también conocida como dispepsia, y se refiere a la sensación de saciedad y/o malestar después de comer. Hay varios síntomas de la indigestión durante la menopausia así como así como maneras de encontrar alivio para la misma.

Otras personas están leyendo

Síntomas de indigestión

Algunos de los síntomas de la indigestión incluyen hinchazón o sensación de saciedad, eructos y/o gases, náuseas y/o vómitos, un sabor ácido en la boca, dolor abdominal, ardor en el área abdominal superior del estómago, gruñidos y ardor estomacal.

Efecto de la menopausia en el tracto gastrointestinal

Los niveles de hormonas en la sangre cambian tanto antes como durante la menopausia. El tracto gastrointestinal es afectado por los niveles hormonales cambiantes, lo que puede dar lugar a heces sueltas o secas. Los cambios en el estrógeno y en la testosterona pueden alterar la circulación en todo el tracto intestinal. Los niveles hormonales cambiados, tales como menores cantidades de estrógeno, también pueden afectar al modo en que el esófago evita que el aire y el ácido regresen al mismo.

La producción de las hormonas luteinizante y folículo estimulante se incrementa durante la menopausia. Dado que el hígado descompone a las hormonas en la sangre cuando no son necesarias para el cuerpo, una sobrecarga de estas dos hormonas puede hacer que el hígado trabaje más intensamente, dejando menos energía al cuerpo para dedicarse a los procesos digestivos.

Factores que agravan la indigestión menopáusica

Además de los cambios hormonales, existen factores que pueden agravar la indigestión durante la menopausia. Por ejemplo, el estrés puede causar mayor malestar estomacal. Comer en exceso y/o consumir alimentos ricos en grasa y cargados de azúcar pueden alterar el equilibrio natural del sistema digestivo, causando aumento de los síntomas de indigestión. También, evita la goma de mascar para disminuir la cantidad de aire ingerido, así reducirás el gas.

Las bacterias buenas

Las bacterias, tanto buenas como malas, están en todas partes, incluso en el tracto digestivo. Las bacterias buenas, o probióticos, pueden ayudar a crear un equilibrio sano (o "flora") de las bacterias del estómago. Esto puede ayudar a disminuir los síntomas de la indigestión menopáusica. Para consumir más bacterias buenas, come yogur todos los días y/o consume otros alimentos con probióticos. También están disponibles pastillas probióticas.

Los tés útiles

Algunos tés pueden ayudarte a la digestión durante la menopausia y a disminuir la incidencia de la acidez y el malestar estomacal. Disfruta de una taza de té caliente después de una comida.

El té de menta, por ejemplo, contiene carvona y Metone, que ayudan a neutralizar la abundancia de ácido clorhídrico que se produce cuando una cantidad excesiva de la alimentación entra en el tracto digestivo de una sola vez. El té de menta también contiene mentol, que puede ayudarte a relajar los músculos del aparato digestivo.

El té de manzanilla puede ayudar también, aliviando los cólicos de gases, indigestión y calambres de estómago. Sin embargo, cualquier persona con alergias a la ambrosía debe mantenerse alejado de la manzanilla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles