Salud

Menús para una dieta renal

Escrito por larissa gedney | Traducido por mar bradshaw
Menús para una dieta renal

Las carnes y las proteínas son una parte central de muchas dietas de diálisis.

grill steak image by Dumitrescu Ciprian from Fotolia.com

Para las personas con enfermedad renal, seguir una dieta estricta es crucial para su salud y su bienestar. La mayoría de las dietas renales son bajas en sodio, potasio, fósforo y fluidos. La severidad de tu enfermedad renal y si estás o no en diálisis determina si es recomendable una dieta alta o baja en proteínas. Los requerimientos dietarios varían de persona a persona dependiendo de la edad, el género, la altura, el peso, el estadio de la enfermedad y otras comorbilidades. Consultar con un nutricionista puede ayudarte a determinar qué nutrientes específicos necesitas y a desarrollar un plan de alimentación a tu medida.

Otras personas están leyendo

Desayuno

Para aquellos con necesidades aumentadas de proteínas, comenzar desayunando con un omelet hecho con dos huevos, 1 cucharada de queso rallado y hongos salteados con cebolla puede ayudar a comenzar el día con el pie derecho. Agrega una o dos tostadas de pan blanco con margarina y jalea y 1/2 taza de jugo de manzana. Otra opción para el desayuno son dos panqueques con jarabe de arce, dos salchichas de pavo bajas en sodio y 17 uvas pequeñas. Para aquellos que deben restringir las proteínas, disminuye a una salchicha o elimínalas por completo.

Almuerzo

Para el almuerzo, prueba una ensalada hecha con lechuga, pepino, cebolla y zanahoria rallada y complétala con una porción de pollo grillado y 2 cucharadas de aderezo italiano. Agrega un panecillo y 1/2 taza de cóctel de frutas. Otra opción para el almuerzo puede ser un sándwich de pavo bajo en sodio con queso, en pan blanco, con lechuga y mostaza o mayonesa. Agrega 1/2 taza de ensalada de pasta y una galleta dulce para una comida fácil de guardar, especialmente si necesitas comer fuera de tu casa cuando estás en diálisis.

Cena

Para la cena, asegúrate de que las proteínas sean el centro de atención si tienes mayores necesidades de este nutriente. Elije una porción de proteínas de 4 oz. (110 gr) bajas en sodio, como el pescado, el pollo, el pavo, carne de res o de cerdo. Acompaña esto con un almidón bajo en fósforo como el arroz blanco o los fideos con manteca. Por último, elije vegetales bajos en potasio para acompañar la comida, tales como los guisantes verdes, las zanahorias, la calabaza y los pimientos. Un ejemplo de cena puede incluir 4 oz. (110 gr) de salmón asado con pasta orzo, zucchinis al vapor y un panecillo. O prueba una chuleta de cerdo empanada y horneada con arroz y salsa, guisantes verdes y un budín de vainilla como postre.

Bebidas y aderezos

Los fluidos pueden restringirse durante una dieta renal. Consulta con tu médico para determinar cuántas onzas de líquido deberías consumir a diario. Elije bebidas bajas en potasio y fósforo como el agua, el jugo de manzana o de uva, las sodas claras, el café y el té. Limita los productos lácteos, las colas y los jugos de naranja y tomate. Cuando condimentes tus comidas, las hierbas frescas y las especias son en general las opciones más seguras. La sal y los aderezos hechos con sal pueden aumentar tu consumo diario de sodio, lo cual puede ser perjudicial para tu salud y por lo tanto deberías evitarlo.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media