Hobbies

Cómo hacer una mesa de mosaico

Escrito por ehow contributor | Traducido por gabriela nungaray
Cómo hacer una mesa de mosaico

Decora tu patio con una bonita mesa de mosaico.

mosaico image by Dantok from Fotolia.com

La textura y el color del diseño artesanal de una mesa de mosaico le aporta un encanto especial a cualquier habitación o al patio.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Una mesa
  • Unos azulejos
  • Un sellador de lechada (opcional)
  • Unos azulejos adhesivos
  • Trozos de baldosas, de cerámica o de mosaicos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Decide el tipo de materiales y la gama de colores que usarás. La incorporación de cristales de mar, conchas y cerámica rota puede parecer fabulosa pero si el hecho de trabajar con materiales de formas distintas te resulta muy complicado, recurre a unos azulejos que combinen bien.

  2. 2

    Cubre la superficie con una sola hoja de papel (cualquier tipo de papel sirve, pero el papel de periódico normal te resultará más sencillo). Puedes cortarlo y pegarlo.

  3. 3

    Coloca los trozos de azulejo sobre la superficie cubierta de papel (sin el pegamento) y trabaja desde el centro hasta los bordes, dejando de 1/8 a 1/2 pulgada ( de 0,32 cm a 1,27 cm) entre las piezas. Piensa que estás armando un rompecabezas y trata de que las piezas contrasten y se complementen.

  4. 4

    Déjala como está por un rato. Camina a su alrededor, mírala desde diferentes ángulos y a continuación, vuelve a organizar las piezas si no estás conforme con el resultado.

  5. 5

    Levanta el papel (cuidadosamente) con tu mosaico entero para quitarlo de la mesa.

  6. 6

    Traslada nuevamente las piezas a la mesa, de a una por vez, utilizando un pegamento de azulejos para asegurarlas, y comienza desde el centro hasta llegar a los bordes.

  7. 7

    Deja que se seque por completo.

  8. 8

    Mezcla la lechada y aplícala a la mesa, en medio de las piezas de mosaico, para que las estas se fundan y para suavizar los bordes irregulares, así como el borde.

  9. 9

    Limpia cualquier resto de lechada de las piezas de mosaico con un paño húmedo, girándolo frecuentemente.

  10. 10

    Permite que la lechada se seque durante al menos una semana antes de usar la mesa y rocíala frecuentemente con agua limpia.

Consejos y advertencias

  • Elige una mesa resistente (el mosaico es pesado).
  • Esta técnica se puede utilizar en casi cualquier superficie pero si tienes una mesa de mármol preciosa, ¿por qué quieres cambiarla? Lo mejor es usar una mesa irrompible y porosa, como las de madera o de un material aglomerado. Si la mesa tiene una superficie muy lisa (de piedra o vidrio) comprueba el adhesivo de los azulejos para asegurarte de que se adhiere a las superficies no porosas.
  • Dibuja una cuadrícula en el papel con un lápiz puede ayudarte a diseñar tu diseño, especialmente si estás apuntando a la simetría.
  • Si utilizarás la mesa para comer o beber, considera aplicar un sellador de la lechada, después de que se haya secado.
  • Si tu mosaico incorpora piezas de forma irregular, es posible que debas aplicar la lechada directamente con los dedos, poco a poco. (Las instrucciones para la lechada siempre te indican que la untes y después la limpies, lo que funciona bien para la superficie de las baldosas planas, pero no tan bien en superficies irregulares).

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media