Cómo hacer mesas y bancos de árboles caídos

Escrito por jane smith | Traducido por stefanía saravia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer mesas y bancos de árboles caídos
Los carpinteros habilidosos crean muebles únicos utilizando los contornos naturales de la madera. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Los árboles caídos son una gran fuente de madera para los muebles. A menudo, éstos tienen nudos o texturas en el tronco que les dan una forma o patrón único. Éstas pueden ser usadas para crear muebles únicos. Un corte cuidadoso puede producir una hermosa tabla que de otra forma sería imposible de reproducir sin un torno. Ten en cuenta la forma de la madera antes de cortarla y elige un proyecto que aproveche los contornos naturales de las piezas.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Árboles caídos y ramas
  • Sierra circular
  • Mesa para aserrar con guía
  • Restos de pintura látex y un cepillo
  • 4x4
  • Tizas o cinta
  • Lijadora
  • Discos lijadores gruesos, medianos y finos
  • Taladro eléctrico
  • Set del taladro eléctrico, incluyendo avellanado y clavos para agujerear
  • Tintura, barniz o laca según su elección
  • Tratamiento para madera
  • Pegamento de carpintero, galletas de carpintería o clavija y corchos de carpintería
  • Tornillos de metal para madera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mira tu tronco caído o la rama. Ten en cuenta la parte más ancha, la cual tomarás para obtener las mayores piezas de madera para tu proyecto. Haz cortes en puntos lógicos, lo que te permitirá hacer láminas o trozos más largos de madera.

  2. 2

    Recorta las pequeñas ramas y cualquier extremo roto. No trates de hacer piezas cuadradas en este punto. La idea es obtener la forma principal de la placa, en vez de crear cepas de madera.

  3. 3

    Corta la madera utilizando una típica sierra circular, la cual tiene una hoja con dientes afilados diseñado para cortar largas piezas de madera, teniendo un corte lo más delgado posible. Recorta la corteza de los lados izquierdo y derecho del tronco. Has cortes que sean de entre 1 pulgada (2,5 cm) y 4 pulgadas (10 cm) de grosor para las mesas. Las piezas para los bancos pueden ser del grosor que desees. Todavía puede haber mucha cantidad de corteza, ya que sólo has sacado el lado izquierdo y derecho. Intenta diferentes disposiciones de las piezas más largas para ver si te agradan las formas resultantes.

    Cómo hacer mesas y bancos de árboles caídos
    Mesas y bancos básicos pueden ser conectados, como mesas de picnic. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)
  4. 4

    Seca la madera fresca o húmeda, para evitar manchas, deformidades o grietas en la madera. Si los extremos de los tablones se secan antes, aplica pintura látex para retardar el secado. Apila pedazos de madera recién cortados sobre una superficie plana de 4x4, empezando -y separando cada capa- con piezas delgadas de 1x1 u otros pedazos de madera, unas "pegatinas", para permitir la circulación de aire entre las maderas. Alinea los pedazos de 1x1 uno encima del otro, para prevenir que los tablones se inclinen. Cada capa de tablas debe ser del mismo grosor. Para el secado por aire, la regla general es permitir un año de secado por cada 1 pulgada (2,50 cm) de grosor.

  5. 5

    Lija las piezas, utilizando los papeles de lija grueso a fino, de manera ordenada, hasta que tengas una terminación suave y satinada. Aplica tintura, barniz o laca para suavizar las superficies, si lo deseas. Permite que seque entre mano y mano. Sella todas las piezas con varias capas de acrílico claro para tratamiento de madera.

  6. 6

    Mide tus piezas. Corta las patas de la altura que desees. La mayoría de los bancos tendrán de 15 a18 pulgadas (38 a 46 cm) de profundidad para un uso más cómodo. Las mesas de comedor o los escritorios tienen generalmente 30 pulgadas (76 cm) de alto. Los extremos de las mesas raramente son más altos de 24 pulgadas (60 cm). Los bancos de sofá generalmente tienen de alto 30 pulgadas (70 cm).

  7. 7

    Coloca las piezas una al lado de la otra, uniendo sus culatas, para hacer las formas que desees. Si no se unen perfectamente y no quieres espacios, deberás encuadrar al menos un lado de las piezas. Traza una línea de tiza en dónde harás una línea recta a través de la pieza, mientras intentas remover la menor cantidad de madera posible.

  8. 8

    Ahora coloca los bordes planos juntos y utiliza cola de carpintero, galletas de carpintería o clavijas y corchos de carpintería para mantener unidas las piezas. En la galleta, debes cortar una muesca en el borde de cada pieza y aplicar la cola dentro de cada una. Después, aplícala a lo largo de la longitud de los dos lados que deseas unir. Empuja la galleta, la cual es una pieza oblonga y plana de madera, dentro de la muesca de una pieza; luego empuja la galleta de manera que sostenga a las dos piezas en su lugar. Las clavijas y clavos funcionan de manera similar, con la excepción de que debes perforar un agujero con el diámetro de espigas y empujando las clavijas dentro de los agujeros. Utiliza abrazaderas si lo necesitas para mantener a las piezas juntas hasta que el pegamento se seque. Si lo deseas, corta tirantes cruzados para atornillar a las nuevas partes que has unido.

  9. 9

    Haz un rectángulo o un cuadrado en la parte inferior de la mesa o banqueta, utilizando líneas de tizas o cinta adhesiva. Esto te permite hacer esquinas y bordes al ras mientras mantienes intacta las formas de la superficie de la mesa. Perfora agujeros para las piernas de la mesa y los soportes de las esquinas.

  10. 10

    Decide si deseas utilizar las patas y soportes cortados de ramas gruesas o sólo para la superficie de la mesa o los asientos. Si cortas las patas, debes utilizar la sierra circular en los cuatro lados para quitar la mayor cantidad de corteza que sea posible, mientras intentas quitar la menor cantidad de madera, o puedes dejar intacta la corteza. También puedes optar por lijar la corteza, o girar las patas en un torno. Lija las patas en todos los lados, utilizando de los discos gruesos a los más finos. Por último, séllalas como se indicó en el paso 4.

  11. 11

    Corta los extremos de todas las patas y soportes en un ángulo de 90 grados, utilizando una mesa para aserrar y una guía o metro. Haz agujeros con el taladro a través de la superficie de la mesa o de la banqueta hasta las patas o postes. Avellana los agujeros. Ajusta las piernas a la superficie utilizando tornillos de metal para madera. La longitud del tornillo y el diámetro deben ser proporcionales al grosor de la superficie de la mesa y de la longitud de las piernas, así como el diámetro de las patas. Una superficie de la mesa de un grosor de 3 pulgadas (7,6 cm) ajustada a unas patas de 24 pulgadas (60 cm) debe tener tornillos de por lo menos 4 pulgadas (10 cm) de largo. Si las patas tienen 1 pulgada (2,54 cm) de diámetro, los tornillos deberían ser de 1/4 pulgada (6 mm) o de 1/8 pulgadas (3 mm). Si las patas son más gruesas de 4 pulgadas (10 cm), los tornillos pueden ser de 1/2 a 3/4 pulgadas (1,27 a 2 cm) de diámetro.

Consejos y advertencias

  • Trabaja con contrachapado antes de hacer muebles de madera fina o con nudos hasta que te sientas cómodo con técnicas de carpintería, removiendo corteza, troncos, lijando y pintando. El contrachapado es barato y duradero.
  • Utiliza piezas de árboles caídos más estrechas y más cortas, para hacer los bancos, y preserva las más anchas y gruesas para las mesas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles