Cómo hacer mesas con puertas antiguas

Escrito por kate mcfarlin Google | Traducido por gabriel guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer mesas con puertas antiguas
Haz una mesa interesante con una puerta vieja. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Las puertas viejas pueden renacer en mesas nuevas; esta técnica no sólo es un buen ejemplo de vida sustentable, sino que también es una forma de celebrar el pasado y obtener el máximo uso de un objeto que de otra manera podría haber sido tirado. Ya sea que necesites una mesa grande de comedor, o planees terminar con una mesa más pequeña, una puerta antigua puede ser utilizada fácilmente. Ten en mente que las puertas de núcleo hueco no son apropiadas para este proyecto; la puerta debe estar hecha de madera sólida.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Puerta antigua
  • Pelador químico para madera
  • Lima para madera
  • Lija
  • Patas de mesa
  • Barniz para madera y poliuretano

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita cualquier pieza de metal de la puerta. La vieja manecilla y las bisagras existentes deberán ser quitadas. Usa un destornillador para quitar los tornillos. Desarma el ensamble de la manecilla y el cerrojo.

  2. 2

    Remueve el acabado de la puerta. A menos que la puerta sea muy vieja y gastada, lo más probable es que el viejo acabado siga ahí, al menos en algunas partes. Usa una pistola de calor o un agente removedor químico para quitar cualquier rastro del viejo barniz.

  3. 3

    Lija la puerta. Usa una lija gruesa para quitar el barniz viejo y suavizar el acabado de la puerta. Para los puntos en relieve o ranuras y los lugares donde la lija no puede llegar, usa lana de acero. Una vez que la primera lijada esté terminada, repasa toda la puerta con una lija fina.

  4. 4

    Rellena el agujero dejado por la vieja manecilla. Rellena el agujero con masilla para madera del color de la misma. Espera a que seque y luego líjala de manera que ambos lados estén nivelados con el resto de la mesa. Alternativamente, puedes encontrar una clavija de madera del mismo color que la puerta. Coloca pegamento para madera alrededor de los bordes e insértala en el agujero. Golpea la clavija hasta que esté nivelada con el resto de la puerta. Lija la parte superior.

  5. 5

    Barniza y aplica una capa transparente. Barniza la puerta del color que elijas. Usa una lija fina entre capas. Una vez que la puerta tenga el color correcto, líjala otra vez ligeramente, y aplica una capa de poliuretano. Déjala secar, y luego vuélvela a lijar antes de aplicar otra capa.

  6. 6

    Prepara las patas de la mesa. Las patas de mesa pueden ser compradas como madera sin tratar en una ferretería local. Líjalas, barnízalas y luego cúbrelas con poliuretano hasta que sean del mismo color que la puerta. Atornilla las nuevas patas en la parte inferior de la puerta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles