Metas a largo y corto plazo para el ejercicio físico

Escrito por natalie woodhurst | Traducido por gabriela alessandrello
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Metas a largo y corto plazo para el ejercicio físico
Cada pequeña meta cumplida hace que te sientas genial y te ayuda a seguir motivado. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Empezar con una rutina de ejercicios es un gran compromiso. Las razones imprecisas para comenzar como por ejemplo tonificarte, perder peso o sentirte mejor no son lo suficientemente específicas como para poder considerarlas metas. Según "Nutrición: la guía completa" (Nutrition: The Complete Guide), de John Berardi, "debes crear metas específicas, palpables, adecuadas al tiempo, con resultados realistas e inspiradores".

Otras personas están leyendo

Características de la meta

Escribe tus metas para referencias futuras; ver la lista de metas te puede ayudar a recordar exactamente que es lo que quieres lograr y seguir adelante. Para que una meta sea específica y palpable, debes decir exactamente qué es lo que deseas. Asegúrate de que sea apropiada con respecto al tiempo; elige un periodo de tiempo en el que quieras lograr la meta. Las metas deben estar de acuerdo a tu capacidad, para que sean realistas. Tu meta debe ser alcanzable pero no sencilla al punto de que no represente un desafío.

Metas a largo plazo para la ejercitación

Una vez que hayas comprendido cómo se fijan las metas, concéntrate en el tiempo. Las metas a largo plazo se deben determinar primero. Tus objetivos finales deben ser tu meta a largo plazo. Si simplemente deseas ejercitar más, sé preciso: cuánto más deseas ejercitar y por qué motivos quieres hacerlo. Un ejemplo bueno de meta a largo plazo es disminuir 1 minuto del tiempo que te toma realizar la caminata de 5 K en un periodo de tiempo de 12 semanas o bajar 10 libras (4,5 kg) para mayo. Una vez que hayas determinado tus objetivos específicos, puedes comenzar a trabajar para cumplirla y es ahí donde entran en juego las metas a corto plazo.

Metas a corto plazo

Tus metas a corto plazo deben ser pequeñas y fáciles de alcanzar al tiempo que afecten de algún modo tu meta a corto plazo. Cada pequeña meta alcanzada te acercará más a tu meta a largo plazo. En el libro “50/50,” Dean Karnazes dice que "al determinar las metas a corto plazo es efectivo ir de a poco para ir ganando confianza y levantar el estado de ánimo a medida que vas entrenando". Estas metas a corto plazo están en tus manos, se trata de cosas que puedes controlar a diario y cada una alcanzada hará que te sientas mejor y te ayudará a seguir motivado.

Dividir las metas

Para que puedas alcanzar tus metas, debes ser detallista y de la meta final generar varias metas para ir cumpliendo una día a día. Tomando como ejemplo la meta de bajar 10 libras (4,5 kg) para mayo, puedes dividirla y convertirla en una que sea bajar 10 libras en 10 semanas. Se puede seguir dividiendo para que se convierta en bajar 1 libra (0,5 kg) por semana durante 10 semanas; y de ahí puedes seguir haciendo más divisiones. Para perder 1 libra por semana, ponte una meta que involucre ejercitar al menos 5 o 7 horas por semana durante 10 semanas. Si ya lo haces, puedes incrementar el tiempo de ejercitación a una hora más por semana. Las metas a largo y corto plazo para los ejercicios son la mejor forma de comenzar una rutina de entrenamiento. La seguridad física puede ser motivo de preocupación si te pones metas muy difíciles, así que asegúrate de que sean acordes a tu salud física y mental.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles